Elias Maris (Basso Team) triunfa en Buitrago de Lozoya y Xabier Isasa (Laboral Kutxa) nuevo líder de la Vuelta a Madrid

Entrada a meta en Buitrago de Lozoya
Entrada a meta en Buitrago de Lozoya (Foto: @FMCiclismo)

Victoria en el segundo parcial de la Vuelta a Madrid Sub-23 para el belga Elias Maris (Basso Team) después de 100 kilómetros entretenidísimos con inicio y final en Buitrago de Lozoya, que además sirvieron para que Xabier Isasa (Laboral Kutxa) se aúpe al liderato de la carrera madrileña.

Llegó la montaña en la segunda jornada de la Vuelta a Madrid sub-23, y ahí se dejaron ver los principales favoritos al triunfo final. En el primer tercio de la etapa, con la dura subida al puerto de Puebla de La Sierra, de 1ª categoría, se seleccionaba un grupo de 7 ciclistas muy interesante en cabeza con Gabriel Rodas y Ricardo Zurita (GSport), Iker Mintegi y Xabier Isasa (Laboral Kutxa), Pablo Castrillo (Lizarte), Ismael Guzman (Globalia Artes Gráficas-Salamanca) y Elias Maris (Basso Team).

Por detrás, se formaba un grupo perseguidor rodando a más de un minuto en persecución de los de delante, pero ya sería imposible darles caza. Esa escapada se acabaría seleccionando en Hiruela, quedando atrás Zurita y Guzmán, aunque posteriormente una avería mecánica descartaba también de la punta a Castrillo

A los 10  kilómetros finales llegaban Maris, Mintegi, Isasa y Rodas para jugarse la victoria, con Castrillo a menos de 30″ de poder enlazar, aportando una emoción enorme al desenlace. Finalmente, a pesar de los intentos por evitar la resolución en la recta final de Mintegi, aprovechando la superioridad numérica del conjunto vasco, todo se resolvía al sprint entre los cuatro, cayendo el triunfo de manera clara en mano de Maris. Tras él, entraban Mintegi y Rodas, en segunda y tercera posición, con Isasa a rueda de ellos para convertirse en el nuevo líder de la prueba.

La Vuelta a Madrid viajará al sur de la comunidad para disputar mañana su tercera etapa con salida y llegada en Parla. A priori el recorrido más tranquilo que muy previsiblemente se pueda dilucidar mediante una llegada masiva de todo el pelotón.