Kwiato se impone en la llanura del Cauberg

Kwiatkowski se desprende de la maldición del maillot arco-iris ganando la clásica holandesa al esprint. Valverde finalizó segundo y Matthews completó un podio que se resolvió en un grupo de 17 unidades.

La carrera empezó con una fuga desde el kilómetro 20 que para nada llegó a inquietar a los intereses del peloton. Esta fue cogida gracias a un buen movimiento de un bravo Nibali y otros corredores que ahora si podian inquietar al peloton. Se formó un buen grupo que iba para adelante sin mirar atrás pero las caídas de Rossa que había hecho una gran labor en favor de su líder Nibali y otro corredor más la visita al sembrado de Wilco Keldermann dejaron a Nibali, Clarke y Tony Martin solos en cabeza. Martin que se reservó para luego llevar en volandas a Kwiatkowski propició desacuerdos en el grupo que acabaron con un ataque de Simon Clarke que fue el último aventurero que el peloton engullió. Esta persecución la llevó un BMC que se mostró como un bloque muy solvente para ayudar a su líder Gilbert en las dos Ardenas que quedan. Ante la entrada al Cauberg y los primeros metros de él fueron conducidos por cuatro Orica en cabeza de peloton. Luego, vendría el ataque de Gilbert que destrozaría la carrera en oedazos

Cuándo Gilbert reventó el grupo en el último ascenso al Cauberg pocos podían imaginar que la carrera acabaría en un esprint ganado por un polaco. Su ataque fue duro y tan sólo respondido por un heroico Matthews que probablemente ya se veía ganador en la cima del Cauberg. Pero Gilbert sabía que no podía batirse en un uno contra uno con el australiano así que miró para atrás y vió que su compañero más rápido que él, Greg Van Avermaet podía llegar. Valverde demostró que iba muy fuerte ya que con suma facilidad alcanzó al dúo de cabeza. Ese esfuerzo fue en vano cuándo un parón en el grupo de delante propició la entrada de otros 14 corredores.

El esprint estaba servido, Matthews era el favorito y tan sólo Van Avermaet que llevaba dos compañeros parecía que podía hacerle sombra. Pero de la nada emergió un polaco, bien atrás del grupo estaba pero una remontada espectacular hizo que se llevará la clásica de la cerveza por delante de todo un especialista como Matthews.

En las clásicas del pavé Etixx no pudo ganar pese a su mayoría de corredores en los grupos dónde se decidió la carrera pero no ha sido hasta que el talento natural de un joven prodigio ha aparecido para obtener la victoria de más prestigio del año.

Valverde se quedó a las puertas nuevamente en la Amstel y Dani Moreno finalizó undécimo. El derrotado de la jornada fue Joaquim Rodríguez que pese a demostrar una gran forma en la Itzulia tan sólo pudo finalizar en la posición 32.