Como todos los años, tras finalizar la 30ª edición de la Vuelta a León, hacemos elección de los ciclistas que para nosotros darían lugar al Siete Ideal de la ronda leonesa. 6 días de competición que nos han dejado grandes momentos, y por supuesto grandes gestas con ciclistas muy destacados en los más de 600 kilómetros de recorrido. Por supuesto que intentando ser lo más objetivos posibles, estamos seguros de que habrá opiniones para todos los gustos, y estamos convencidos de que hay otro puñado de ciclistas que han hecho méritos de sobra para estar en esta alineación.

ALESSANDRO FANCELLU (KOMETA-FUNDACIÓN CONTADOR)

Alessandro Fancellu fue el gran protagonista de esta XXX Vuelta a Léon (Foto: Fabio López. ElPelotón)

Es evidente pensar que el vencedor de la carrera deba comandar nuestra formación, y más cuando el ganador, es un chico que ya puede presumir a sus 19 años y 3 meses de haber subido a todo un podium de un Mundial: Alessandro Fancellu. De hecho, el transalpino ha pasado a ser el ciclista más joven de la historia en conquistar la prueba leonesa, todo fraguado por una grandísima actuación en la etapa reina con final en el durísimo Ancares, donde sacó a relucir sus virtudes que le asemejan y mucho a su «capo» Alberto Contador.

SERGIO ARAIZ (LIZARTE)

Sergio Araiz también fue claro protagonista en Ancares (Foto: Fabio López. ElPelotón)

El segundo de la general, Sergio Araiz, también ha hecho méritos de sobra para estar en nuestro equipo. Aquí venía de tapado, ya que dentro de su equipo parecía haber bazas muy consistentes como el reciente ganador de la Vuelta a Zamora, Iván Moreno. Aún así, también en la etapa de Ancares supo leer la carrera a la perfección, aprovechando el entrar en una escapada muy numeroso para luego demostrar su grandísimo nivel en las rampas más duras de la mítica subida, viéndose únicamente superado por Fancellu. Después de más de 16 horas de competición tan solo 27″ le separaron de la gloria.

ADNE HOLTER (DARE DEVELOPMENT)

Adne Holter y parte de su familia en el podium leonés (Foto: Fabio López. ElPelotón)

El equipo noruego ha sido uno de los grandes animadores por las carreteras leonesas, tanto dentro del pelotón como fuera, no faltando la propia familia de Adne Holter en cada una de las etapas plantando sus banderas de Noruega en varios puntos del recorrido. Holter tuvo en su mano la corona de León, atacando en el ya citado desenlace de Ancares, pero las duras rampas de los últimos 500 metros hicieron que llegar a la cumbre se le atragantara. Al final logró completar el podium siendo también de los mejores del grupo de favoritos en la exigente ascensión a Andarraso.

ÁNGEL FUENTES (GOMUR-CANTABRIA INFINITA)

Angel Fuentes celebra la victoria en Veguellina (Foto: Fabio López. ElPeloton)

Dos de las seis etapas de esta edición llevan su nombre. El prólogo nocturno de Astorga quedó descafeinado por la lluvia caída instantes antes de que comenzara, hecho que provocó la decisión acertada por parte de los árbitros de no contabilizar los tiempos para la general, lo que provocó que muchos ciclistas salieran de «paseo» por el trazado maragato. Aún así muchos otros salieron a darlo todo, y el que voló más fuerte fue Ángel Fuentes, aunque se vio privado de vestir el maillot amarillo al día siguiente en la primera jornada en línea. Pues bien, se ve que esto le dio más fuerzas aún para reivindicarse, y por sus narices tuvo que acabar poniéndose el maillot amarillo tras ser el más rápido en la llegada masiva en Veguellina. Lógico querer contar con un ciclista que tiene esta efectividad.

GERARD ARMILLAS (CONTROLPACK)

Gerard Armillas en las rampas más duras de Pandetrave, camino del triunfo en Boca de Huérgano (Foto: Fabio López. ElPelotón)

No diga fuga, diga Gerard Armillas. El catalán logró meterse en tres de las cinco etapas en la escapada buena del día, con bastante buen ojo, ya que todas ellas acabaron llegando a buen puerto. En su caso, el brillo llegó en la primera parte de la trilogía montañosa de esta edición pasando por los majestuosos Picos de Europa, para llegar a Boca de Huérgano tras 140 kilómetros en fuga, sacando a última hora las fuerzas necesarias que le permitieron levantar los brazos en la línea de llegada, y además colocarse como líder en ese momento de la carrera.

ALBERTO SERRANO (ESCRIBANO)

Alberto Serrano luciendo el maillot de la montaña antes de la salida de la última etapa (Foto: Fabio López. ElPelotón)

Caso especial es el de Alberto Serrano, que ya el año pasado se quedó a las puertas de entrar en nuestro siete ideal por pasarse más de media vuelta escapado y rozar la victoria en la última jornada con final en Astorga. Alberto vino en 2019 a desquitarse a León, y al final regresó a su casa con el maillot de topos rojos que le acreditan como mejor escalador de esta edición, sobre todo gracias a que volvió a evidenciar su filosofía de «dar espectáculo» en la dura jornada camino de Andarraso, pasando en primer lugar por 6 de los 7 altos puntuables del día. Siempre alguien así en mi equipo.

CARLOS GARCÍA (KOMETA-FUNDACIÓN CONTADOR)

Carlos García también fue protagonista durante esta Vuelta a León (Foto: Fabio López. ElPelotón)

Como Alberto Serrano, el bueno de Carlos García ya estuvo a punto de estar incluido el año pasado en ese «siete» de 2018. Se ve que los madrileños venían con ganas de revancha, y vaya si lo hicieron. Lo cierto es que todo el mundo en la salida en Astorga apuntaba dentro del Kometa a Alex Ropero como máximo favorito al triunfo, pero la carrera fue poniendo a todos en su sitio, y ya en los Picos de Europa se encargó Carlos García de demostrar que estaba a un nivel superior, haciendo una auténtica exhibición en la ascensión a Pandetrave. En Ancares volvió a ser el mejor del grupo de grandes favoritos, para en Andarraso volver a estar con los mejores tras haber realizado antes un trabajo impresionante en favor de su líder Fancellu. De no haber triunfado esa escapada en la jornada berciana, estamos bastante convencidos de que en este ciclista habríamos tenido al ganador de la Vuelta a León.

  • BONUS TRACK

Como siempre nos permitimos el lujo de apuntar algún nombre más, después de muchos quebraderos de cabeza para elegir a los siete destacados, y realmente dolernos dejar fuera alguno de los otros ciclistas que hasta el final se han barajado. Para muchos que llevan siguiendo la carrera leonesa desde sus inicios esta ha sido la edición más dura, y por tanto han sido muchos los ciclistas que han demostrado estar a un gran nivel, así que por ello elegiremos un segundo siete, que seguramente no desmerecería a ningún gran equipo del pelotón.

Partimos de dos triunfadores de etapa, cada uno a su estilo. Por un lado el súper escalador chileno Elías Tello (Kuota-Construcciones Paulino) que se impuso en la cima de Andarraso, tras estar fugado de inicio, y conseguir hacer una ascensión brutal al mismo ritmo que los grandes favoritos que habían venido hasta ese momento «recogiditos» en el pelotón. Por el otro, Oier Ibarguren (Diputación de León-ULB) que volvió a dejar claro su gran nivel en la última etapa manteniendo a raya a todo un pelotón, para entrar con unos segundos de ventaja en la meta de Sahagún. Siguiendo con el tema escapadas, no debemos obviar lo realizado por Julián Barrientos (Rías Baixas), y es que el argentino solo faltó a la cita de la fuga en una de las cinco etapas, consiguiendo con ello la recompensa de hacerse con la general de las Metas Volantes.

Elías Tello y Oier Ibarguren fueron dos grandes protagonistas de esta Vuelta a León con sendas victorias (Foto: Fabio López. ElPelotón)

El colombiano Nicolas Saenz (Eiser Hirumet), ya entró en el siete ideal del año pasado, tras acabar dentro del podium en tercer lugar. Este año finalizó en séptima posición, aunque siendo el primer ciclista sin haberse metido en ninguna de las fugas triunfadoras de esta edición, por lo que si desde atrás se hubiera podido controlar mejor la carrera, seguramente hubiera estado muy cerca de la gloria. Especialmente en Andarraso realizó una ascensión sublime, reconociendo el propio ganador de la prueba Alessandro Fancellu, que en un primer momento intentó seguir la rueda de Nico, pero que le fue completamente imposible. Dentro de esa general cabe destacar varios nombres más como Iván Moreno (Lizarte), Samuel Blanco (Rías Baixas) y Edu Pérez Landaluce (Kometa-Fundación Contador). Moreno aquí venía con aspiraciones altísimas, tras vencer en la Vuelta a Zamora, pero como para el resto la jornada de Ancares fue una auténtica losa, aún así el nivel mostrado en cada una de las subidas dejó claro que estamos ante un ciclista con un futuro enorme. Samuel Blanco, junto con Carlos García, seguramente haya sido el mejor para arriba, ya que desde el primer día en Pandetrave hasta la última subida a Andarraso, evidenció tener unas piernas superiores estando siempre con los mejores para acabar sexto en la general.

Nico Sáenz en el control de firmas de la tercera etapa de la Vuelta a León con salida en Toral de los Vados (Foto: Fabio López. ElPelotón)

Por último Landaluce, el hombre equipo que ha tenido una gran relevancia en el triunfo de Fancellu, y es que en Ancares acompañó al italiano hasta la parte final de Ancares, al igual de que en Andarraso llevó durante buena parte del día el peso de la persecución, permitiendo que la diferencia de la fuga nunca se disparase. El asturiano además entró en el Top5 definitivo, siendo clave también para el triunfo en la general por equipos del Kometa. Hombre de equipo para mi equipo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.