Porte manda en Willunga y Evans cede el liderato

0

Richie Porte se lleva la etapa reina tras un incontestable ataque. Evans hinca la rodilla ‘in extremis’ y Gerrans saca el máximo rendimientos del trabajo que realizó su equipo el día de ayer.

Richie Porte (Sky) se ha llevado el gato al agua en el, ya habitual, juez del Tour Down Under, la ascensión a Willunga. No obstante, su desventaja en la general le han impedido llevarse el liderato de la prueba, liderato que ha estado muy caro y que finalmente y contra todo pronóstico, se lo ha llevado Simon Gerrans (Orica) que aventaja en tan solo 1″ al anterior líder, Cadel Evans (BMC).

La carrera comenzó con la fuga formada por Jens Voigt (Trek), Mikhail Ignatyev (Katusha), Juan José Lobato (Movistar Team) y Matteo Trentin (Omega Pharma-Quick Step); pero hoy era la etapa reina y eso les hizo imposible rentabilizar su esfuerzo. BMC estuvo muy valiente, tanto que intentó descolgar a Gerrans antes de la última ascensión, por lo que se volvió a rodar a mil por hora -ayer fue Orica el que puso un ritmo infernal para que Gerrans bonificase en los sprint intermedios-. El trabajo de BMC casi obtiene recompensa, por que Gerrans comenzó la ascensión final a Willunga algo descolocado, pero entonces apareció Richie Porte con un ataque inapelable, que hizo que se segregase todo el pelotón.

A por el hombre de Sky saltó rápidamente el líder Cadel Evans, pero Porte iba con una marcha más y Evans supo tener sangre fría y saber que el margen con Porte era el suficiente, así que le dejó marchar. La carrera pintaba bien para el líder, iba en solitario en segunda posición, y el que iba primero no le preocupaba, pero de repente apareció por detrás Ulissi (Lampre) con Gerrans a su rueda. Esos 3 eran los llamados a jugarse la general, y estaban todos juntos a falta de 1 km. Ulissi hizo un amago de arrancada, y Evans no le salió, buscó directamente la rueda de Gerrans, y quizás ese gesto de flaqueza del corredor de BMC pudo hacer a sus rivales, saber qué cartas debían jugar.

Nada más lejos de la realidad, Evans iba con el gancho, por lo que a Ulissi y Gerrans le valió con arrancar a 300 metros de meta para soltarlo. Llegaron con 4″ de ventaja sobre Evans, pero las bonificaciones de hoy, más las de ayer, hacen que Gerrans consiga volver a coger el liderato de la prueba a falta de una etapa. Queda una etapa, en teoría llana, pero estando a 1″, no nos atrevemos a decir que la carrera ya tiene ganador, quizás Evans busque la revancha. La clave va a estar en los sprints intermedios -hay 3 a lo largo de la última etapa-.

Clasificación:

Foto: Biciciclismo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here