Si quedaba alguna duda de que el británico era el más fuerte, en la última etapa del Critérium du Dauphiné se disiparon tras la nueva exhibición del de Nairobi. Froome se postula como el rival a batir en el próximo Tour, que, si nadie lo remedia, se presenta como una nueva demostración de los británicos del Sky.

La etapa se la llevó el italiano Alessandro De Marchi (Cannondale), el último superviviente de una fuga en la que también estuvieron Quinziato, Meyer, Losada o Wellens. En el Risoul, puerto final del día, comenzaron las hostilidades entre los favoritos con un ataque de Mikel Nieve y Alberto Contador, que se había caído justo antes del inicio del puerto junto a Maté (quedando el de Marbella fuera de carrera).

Ese cambio de ritmo no sirvió para mucho más que para dejar fuera del podio a Michael Rogers, compañero del pinteño, que se vió desfondado por el ritmo del grupo. Mientras por delante De Marchi se quedaba sólo en cabeza y cuando parecía que nadie pondría en peligro su victoria, un ataque del líder Froome en los dos kilómetros finales hizo contener el aliento en el coche de Cannondale. Con la colaboración de Porte, Froome a punto estuvo de cazar al italiano, pero se quedó a 24 segundos, los mismos que Andrew Talansky, que viniendo desde atrás superó al australiano de Sky para finalizar tercero la etapa.

El gran beneficiado de la última jornada fue Dani Moreno que se subió al podio final tras el mal día de Rogers, que bajó hasta la sexta plaza final al perder más de un minuto con respecto al madrileño.

Clasificación Última Etapa

Clasificación General Final

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.