Equipo Lizarte Roger Adrià Macario
Foto: Álvaro García.

Tras conseguir la victoria general en la Copa de España 2019, Adrià está ya preparado para afrontar a partir de este miércoles la Bidasoa Itzulia.

El Pelotón: Felicidades por tu victoria en la Copa de España. ¿Qué significa este triunfo para ti?

Roger Adrià: Lo primero, gracias. Pues estoy muy contento por el equipo Lizarte. Es una competición difícil, de febrero a mayo hay que ser muy regular y tratar de no fallar en ninguna de las pruebas. Haberlo conseguido con esta solidez es un reto y estoy muy agradecido al equipo.

EP: Primero fue Kiko Galván el que lideró la competición y después, por situaciones de carrera, te pasó el relevo a ti justo el día que ganaste, en Momparler…

Roger Adrià: La clave del Lizarte es que no hay un líder. Al final, cada carrera seguimos a ganarla. Lo importante para el equipo era conseguir las brillar en cada una de las pruebas y de ahí sale la posibilidad de pelear por general. Mira Iñigo [Elosegui], que ganó sin estar disputando y se ha quedado entre los mejores aunque no haya disputado algunas carreras. Está claro que en Macario hay que defender el liderato, pero de primeras no y esto nos hace más competitivos.

EP: ¿Cuál crees que es la carrera más dura de la competición?

Roger Adrià: Personalmente, en Legazpi fue la única en la que me noté que me faltaba un punto. En cuanto a recorrido, Valenciaga es la más dura de toda la Copa de España.

pissei entrevista

EP: Efectivamente, para muchos la Santikutz Klasika fue tu carrera más floja.

Roger Adrià: Sí. En la preparación habíamos hecho un parón en Semana Santa pensando en recuperar para afrontar después las vueltas por etapas. Llegué a Legazpi falto de competición y de ritmo. Pero con la ayuda del equipo salvamos el día y pudimos rematar la faena.

EP: Compañía no te faltó…

Roger Adrià: La verdad que no (risas). El equipo Lizarte te hace sentirte arropado en todo momento. Pase lo que pase. Corremos para un objetivo que todos lo tenemos muy claro y vamos a tope con ello. Así es más fácil y gratificante conseguirlo.

EP: ¿Cómo fue el Gran Premio Macario? Te vimos cortado tras la primera subida.

Roger Adrià: Los Caja se movieron, el pelotón se estiró y a mí me pilló descolocado, relajado. En Torres iba un poco a cola del grupo. En el páramo se estiró y se rompió. Pero el equipo solventó la situación y entramos sin problemas de nuevo al grupo cabecero.

EP: Supongo que te insistiría Juanjo Oroz por el pinganillo cuando se hizo ese corte para cerrarlo cuanto antes.

Roger Adrià: No, Juanjo no nos dice cosas así. Nos orienta y evidentemente nos pide que estemos más atentos, que no nos relajemos.

EP: ¿Te acordaste de 2017 y el vuelco a la general que provocó la pérdida de la Copa por parte de Samitier?

Roger Adrià: No se me pasó por la cabeza lo de Samitier. Teniendo al equipo al lado, nunca siento miedo. Si hubiera estado solo, sí que piensas en arrancar para evitar cualquier complicación. Pero hay que tener un punto de calma porque corremos muy bien juntos y no fue una situación preocupante en ningún momento.

EP: Después de esta situación, la carrera fue más tranquila…

Roger Adrià: Sí. Teníamos claro que Kometa iba a querer intentarlo. Por delante se fue una fuga grande que teníamos representación, así que nos garantizamos la presencia y poder ir más cómodos por detrás. Luego ya para el sprint sabíamos que teníamos que estar ahí, porque se iba a disputar la Copa por muy pocos puntos.

EP: De hecho, el top-10 está lleno de aspirantes a la Copa, más que de sprinters.

Roger Adrià: Había ganas y rabia. En vez de dejar pasar, tocó meter el manillar y pude hacer tercero en la carrera. También hay que pensar que Macario parece una carrera fácil, por llegar al sprint, pero si en las subidas has pasado malos ratos, luego pasa factura. Si has pasado con facilidad, luego tienes un punto más extra para disputar.

Lizarte Roger Adrià Macario
Foto: Álvaro García.

EP: Supongo que fue bonito subir al pódium con un compañero.

Roger Adrià: Fue muy bonito subir al pódium con Kiko Galván. Pero lo más bonito fue también recibir el premio por equipos, que es una clasificación importante y muestra una gran actuación conjunta.

EP: En cuanto al resto de competición. ¿Cómo te sentiste al perderte el Tour de Bretagne por tener que descansar para disputar la Copa?

Roger Adrià: (Risas) Envidia sana es lo que tuve, porque son carreras que hacen crecer al ciclista. Vi que el equipo iba muy bien y me hubiera gustado estar con ellos. Pero había que disputar Copa y no era compatible.

EP: ¿Cuál es el objetivo de Roger Adrià el resto de temporada?

Roger Adrià: Quiero preparar las vueltas por etapas. Sobre todo Navarra, que es la de casa, y el Giro sub-23, donde ya me encontré bien el año pasado.

EP: ¿Quién es para ti el mejor ciclista sub-23 ahora mismo?

Roger Adrià: La categoría sub-23 está creciendo y en mi equipo hay varios corredores de primer nivel. Pero si tengo que elegir a uno, es Iñigo Elosegui. Es muy completo, con mucho motor y en profesionales dará que hablar, estoy seguro.

EP: Todo indica a que seréis Elosegui y tú los dos ciclistas que pueden dar el salto a Movistar Team en 2019, ¿verdad?

Roger Adrià: Movistar es un equipo muy grande y es difícil entrar. A todos les gustaría. Así que ya veremos. Lo que queremos es ir al mejor sitio, somos jóvenes y necesitamos un entorno para crecer y seguir dando pasos en nuestra carrera. Una vez que estás en profesionales ya es otra aventura.

EP: Es curioso ver lo bien que le ha ido al ciclismo catalán en la Copa de España, llegando a tener a los cuatro primeros clasificados de su nacionalidad.

Roger Adrià: Había muchos catalanes y es bonito porque nos conocemos de haber corrido en otras categorías. Es más cuestión de generación que de algo en particular. Unas veces tocan vascos y esta vez los catalanes tenemos mucho nivel. Ojalá salgan más equipos para poder dar la oportunidad al máximo número de chavales.

Lizarte Roger Adrià Macario
Foto: Álvaro García.

EP: ¿Cómo valoras la profesionalización de la categoría sub-23?

Roger Adrià: En el mundo del deporte cada vez hay más herramientas, más tecnología y terminan llegando a la categoría amateur, que sirve de banco de experimentos. El entrenamiento por vatios permite ahora a los sub-23 entrenar como los mejores. Además, se mira la nutrición y otros detalles para aprovechar la fuerza al máximo.

EP: Y ahora que ya llevamos unos meses usándolo, ¿cómo ves el pinganillo?

Roger Adrià: Pues le ha dado nivel a la categoría. Las carreras creo que tácticamente no han cambiado, pero aporta seguridad o en caso de averías todo es más fácil. Una gran mejora de la que yo estoy muy a favor.

EP: Muchas gracias por tu tiempo y suerte en las próximas competiciones.

Roger Adrià: Muchas gracias a vosotros y felicidades por el trabajo que hacéis para el ciclismo amateur.

2 Comentarios

  1. Ánimo , equipo Lizarte , que queda mucho y el equipo está en positivo mucho ánimo.campeonea , Íñigo fuerza campeón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.