El significado del color de las calas, por Adrián Moro (EntrenamientoCiclismo)


calas biomecanicaciclismo
Cuando llega el momento de cambiar las calas, siempre nos surge la misma pregunta: ¿Qué significan los colores? ¿Cuál elijo? Pues sí, estás en lo cierto, los colores tienen un significado y no es una simple cuestión estética. En este post expondremos los dos tipos de calas más utilizados en ciclismo de carretera: Look y Shimano. Así como las calas de MTB más utilizadas por los bikers. Estas dos marcas nos ofrecen tres tipos de cala, distinguidas entre ellas por el color de la cala.
Los colores nos indican mayor o menor grado de flotabilidad, es decir, el movimiento que tiene la cala una vez anclada al pedal.
Por un lado, Shimano nos ofrece:
  • Rojas: Sin movimientos, fijas.
  • Azules: 2 grados de movimiento.
  • Amarillas: 6 grados de movimiento.
Por otro lado, desde Look indican:
  • Negras: Sin movimientos, fijas.
  • Grises: 4,5 grados de movimiento
  • Rojas: 9 grados de movimiento
Cuando hablamos de Mountain Bike, a todos nos viene a la cabeza las SPD de Shimano. Pero las hay de dos colores, plateadas y negras. ¿También tienen diferencia? Si, la tienen, y aun que no es biomecánicamente tan importante como en carretera sería bueno conocerlo: las calas negras se desenganchan solo con un movimiento la lateralización del pie. Mientras, las plateadas (grises) se desenganchan en múltiples direcciones, por lo que estarían más indicadas para novatos, ya que será más fácil poner pie en el suelo.
Conociendo estos datos, es más fácil elegirlas. Si buscas rendimiento y aprovechar cada watio que generes debes buscar las calas que no ofrezcan movimiento, así no se perderá nada de fuerza en la transmisión de ésta al pedal. Eso sí, debes saber que la rodilla puede estar sometida a tensión si el ajuste de la cala y la posición sobre la bicicleta no son óptimas. En cambio, la mayoría de los ciclistas buscan comodidad, sin obviar el rendimiento, por lo que se suele indicar una cala de flotabilidad media, que no tenga un movimiento excesivo que haga perder fuerza, pero con la flotabilidad justa para no dañar las articulaciones.
Si acabas de empezar en el ciclismo y son tus primeras zapatillas con calas te recomendamos las que tienen mayor grado de movimiento, ya que de esta manera será más fácil extraer la zapatilla del pedal y evitarás la típica caída tonta.
Adrián Moro es biomecánico en EntrenamientoCiclismo.com y ha trabajado como podólogo en varias clínicas especializadas en el cuidado del pie.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.