© Tim de Waele

Jarlinson Pantano (IAM Cycling) ha ganado la última etapa del 80º Tour de Suisse, en una jornada especialmente brillante para el ciclismo colombiano, puesto que su compatriota Miguel Ángel López (Astana) se ha impuesto en la clasificación general y Nairo Quintana en la de la Route du Sud. Ha sido un día extraño de ciclismo, puesto que por la mañana la organización de la carrera comunicaba que se aplicaba el Extreme Weather Protocol y la etapa quedaba reducida a 57 km, con un llano de unos 30 km, la última subida del perfil original y la bajada hasta meta. Lo cierto es que viendo la etapa no ha dado la sensación de que el clima fuese especialmente extremo, con lo que una vez más se ha abierto el debate de cuándo se debe aplicar este protocolo, si es que se debe aplicar en algún caso que no sea un temporal de nieve o temperaturas inferiores a lo 0 grados en descensos largos.

En cualquier caso, aunque recortada, la etapa se ha disputado. Con un kilometraje inexistente en el ciclismo profesional, la duda estaba en cómo se disputaría la etapa y en la respuesta que tendría el cuerpo de los ciclistas ante una distancia más explosiva que de fondo. El más perjudicado del día ha sido Andrew Talansky que ha pasado de ser segundo a quinto por un mal descenso; Ion Izagirre (Movistar) y Warren Barguil (Giant-Alpecin) han acompañado a «Supermán» López en el podio final. Otros, como Wilco Kelderman o Geraint Thomas -este último, 91º de la etapa a más de 11 min del ganador-, aún han tenido peor día que el norteamericano de Cannondale.

Como no podía ser de otra manera, la etapa ha empezado a mil por hora. Se sucedían los ataques y a falta de 45 km para la meta se quedaban por delante Cort Nielsen (Orica-Green Edge), Richeze (Etixx-Quick Step) y Jasper Stuyven (Trek Factory), pero nunca gozaron de demasiada diferencia. Ya en los primeros kilómetros del único puerto del día, el pelotón, comandado por Scarponi y Atapuma (carrerón del colombiano, con victoria de etapa, un trabajo inconmensurable para Tejay Van Garderen, y 13º en la clasificación general final), absorbía a Stuyven, el último superviviente de la escapada. Y a partir de aquí comenzaba la guerra entre los hombres de la general.

El primero en intentarlo ha sido Simon Spilak (Katusha), muy valiente durante toda la semana pero con menos piernas que sus rivales, y a su rueda se han ido el ganador de la etapa y Rui Costa (Lampre – Merida). Abrían hueco tres hombres peligrosos para la general justo en el momento que Scarponi se abría; a Miguel Ángel López solo le quedaba una opción: atacar. Junto a él, ha saltado del grupo Van Garderen, que también lograría contactar con el trío delantero. Y a partir de aquí, ha empezado el espectáculo del líder.

El jovencísimo colombiano -recuerden que es del año 1994- soltaba con un primer ataque a Spilak y a Rui Costa, y dos kilómetros después se iba solo hasta lograr coronar con 30″ sobre Van Garderen, Pantano, Víctor de la Parte (CCC), Ion Izagirre y Sergei Chernetckii (Katusha), que habían acelerado en las últimas rampas del puerto, y poco más de 40″ sobre el resto de favoritos, que llegaban con opciones de victoria de etapa y de defender sus puestos en la general sobretodo gracias al trabajo de Dombrowski y Anacona.

Y en la bajada han pasado dos cosas: que «Supermán» López no ha arriesgado y ha sido absorbido por sus perseguidores y que Talansky ha perdido contacto con Barguil y compañía, lo que le ha hecho perder 52″ en meta y un sitio en el podio final.

A 15 días de que empiece el Tour hemos visto que los grandes favoritos parecen llegar en buenas condiciones a la cita más importante de la temporada. No estará en la salida Miguel Ángel López, quien debutará en una gran vuelta en la Vuelta a España, pero sí el resto del top 10 del Tour de Suisse, Dauphiné y Route du Sud. Revisen estas clasificaciones y seguro que dan con el podio de París.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.