«Aquí estoy yo». Todo un golpe sobre la mesa el que ha dado Anna van der Breggen para lograr la victoria en su segunda Flecha Valona consecutiva. Tras un irregular comienzo de campaña, frustrado principalmente por un inoportuno catarro que lastró su rendimiento en Flandes, la de Zwolle ha devuelvo al fin a RaboLiv a la primera plana, con la hazaña implícita de frenar la aparentemente imparable racha de victorias de Boels-Dolmans en el Women’s WorldTour.

Lo ha hecho en una Flecha Valona disputada a la vieja usanza. Como el año pasado, también. Sin esperar al sprint cuesta arriba de Huy, en el que corredoras más explosivas podrían manejar cierta ventaja. Katia Ragusa (Servetto-Footon), Emilia Fahlin (Alé-Cipollini), Lex Albrecht (BePink), Sheyla Gutiérrez (Cylance Pro Cycling), Cecilie Gotaas Johnsen (Hitec Products), Ann-Sophie Duyck (Topsport Vlaanderen-Etixx) y Jessica Allen (Australia) conformaron una sólida escapada temprana que provocó un buen ritmo perseguidor por parte del pelotón durante muchos minutos.

La intentona moría a unos 30 kilómetros de meta ante el trabajo compartido de RaboLiv y Boels-Dolmans, con la propia campeona del mundo Lizzie Armitstead en funciones de gregaria. La Côte de Cherave, a la que llegó un grupo de una treintena de unidades, marcó la selección definitiva antes de Huy. Megan Guarnier y Evie Stevens (Boels-Dolmans), Kasia Niewiadoma y Anna van der Breggen (RaboLiv) y Elisa Longo Borghini (Wiggle-High5) formaron una avanzadilla destacada, en un principio acompañadas de Alena Amialiusik (Canyon-SRAM) y Katrin Garfoot (Orica-AIS), rezagadas poco más tarde en tierra de nadie.

Los dos equipos con superioridad numérica jugaron sus cartas antes del final, y no precisamente cartas cualquiera. Antes del inicio de las rampas de Huy tanto Evie Stevens como Anna van der Breggen ya gozaban de un puñado de segundos de ventaja. Todo quedaba reducido a un duelo de dos. Un duelo como aquel del que Evie saliera victoriosa en 2012, y Anna en 2015. Esta vez las mejores piernas pertenecieron a la neerlandesa. Parece haber tardado, pero Anna van der Breggen ha recuperado su mejor cara en el año olímpico. Todo está en su sitio.

Boels-Dolmans conseguía un segundo premio de consolación el podio adicional de Megan Guarnier, mientras Marianne Vos (RaboLiv) entraba en el top 10 en su regreso a los grandes escenarios, y Ane Santesteban (Alé-Cipollini) alcanzaba con su 16º puesto otro valioso puñado de puntos UCI que premian su buen momento ya mostrado en la reciente Emakumeen Bira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.