Alaphilippe Ardenas
Foto: Tim de Waele

No es fácil ser una joven promesa del ciclismo. Julian Alaphilippe (1992, Francia) cuenta con la presión añadida de pertenecer al país que es cuna de este deporte. Allí donde cualquier corredor que destaque mínimamente se convierte en el futuro. A veces, toda esa exigencia se convierte en inaguantable.

Pocos corredores pueden presumir de haber conseguido terminar en el top-10 de las tres grandes clásicas que conforman el Tríptico de las Ardenas. Menos aún, lograr ese hito en una misma temporada. Solo unos pocos cuentan con unos resultados así a los 23 años.

Alaphilippe (Etixx-QuickStep) no parece ser un futuro ganador de Tour de Francia. Pero poco importa, viendo cómo ha cosechado en 2015 dos segundos puestos en Flecha Valona y Lieja, amén de una séptima plaza en la Amstel. Solo Valverde y el desordenado sprint en la llanura del Cauberg pudieron con él.

Alaphilippe correrá las tres clásicas en 2016

Su calendario para 2016 tiene tres objetivos claros. Únicos. En los que debe brillar para convertirse en el clasicómano que todos esperan. Alaphilippe aspira a suceder a grandes nombres como Gilbert, Rebellin, Bettinni o Valverde. Y ha demostrado tener condiciones suficientes para lograrlo.

En un equipo como el Etixx, no es fácil conseguir el liderazgo en las tres clásicas de muros. La incorporación de Daniel Martin al equipo pondrá un precio aún más elevado a este puesto, y Lefevre deberá elegir entre juventud y veteranía. Jugar a doble carta puede ser otra opción, pero en casos como el de Katusha con Purito y Dani Moreno no ha dado muy buenos resultados.

«creo que puedo aprender mucho de daniel martin»

En una entrevista para CyclingNews, Alaphilippe reconoció querer «hacerlo bien» en 2016. «Veremos que podemos hacer juntos. Creo que puedo aprender mucho de él y comenzar el año por mejor camino», comentó en relación con una mononucleosis que lastró su rendimiento en las pruebas de Canadá.

La temporada 2015 se completó, más allá de su espectacular prestación en las Ardenas, con una victoria de etapa y el segundo puesto final en California. No lo hizo mal en las primeras etapas de Suiza, pero tuvo que abandonar. Sus últimos buenos resultados fueron en San Sebastián (8º) y Eneco Tour (10º final), antes de sufrir la comentada infección que le eliminó de la lucha en las clásicas canadienses.

Mucha clase, mucha intención y una juventud que juega a su favor. Alaphilippe na nueva referencia en las clásicas de muros, que debe aprender. Tiene por delante muchas oportunidades para dejar su impronta, si su equipo confía en él y le deja centrarse en este objetivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.