Como si de un gran artista se tratara, Miguel Ángel López (Astana) ha conseguido el triunfo en el exigente final de la cuarta etapa de la Vuelta a Burgos, que tenía la meta situada en la subida a Pineda de la Sierra. Un triunfo, el primero para él como profesional en el Astana, que ha conseguido tras demostrar mucha sangre fría y mucho tino a la hora de saber como rematar la obra. Además, el jovencísimo colombiano se coloca como nuevo líder de la ronda burgalesa, al no aguantar la envestida final, su compañero de equipo, Luis León Sánchez, líder hasta hoy.

La etapa de 161 kilómetros salió de Belorado muy rápida, dejándonos una fuga formada por Ibai Salas (Burgos-BH), Ion Ander Insausti (Murias Taldea), Quentin Jáuregui (AG2R La Mondiale), Jean Marc Bideau (Bretagne-Séché) y Daniele Colli (Vinni-Fantini), siendo los dos corredores franceses los más fuertes en el día de hoy, alcanzados por un pelotón comandado en todo momento por los hombres de Astana, cuando aún restaban 15 kilómetros para la meta.

En ese momento se sucedieron varios ataques, como los protagonizados por Lluis Mas (Caja Rural-RGA), Alexis Gougeard (AG2R La Mondiale) o Imanol Estévez (Murias Taldeas), pero que fueron incapaces de lograr una renta interesante para poder tener opciones de victoria.

Finalmente, ya en la última subida, el ritmo de los hombres del conjuntos kazajo, junto con los del Katusha, especialmente gracias a Ángel Vicioso, hizo que no solo, no se moviera nadie, sino que el grupo principal quedara seleccionado en apenas 15 hombres. A falta de 500 metros Luisle no podía más, y era entonces su compañero Michele Scarponi el que lanzaba su ataque, llevándose consigo a Dani Moreno (Katusha), y a su compañero Miguel Ángel López. Moreno pasaba a la acción, pero el colombiano, de tan solo 21 años, se agarraba bien a la rueda del madrileño, y le superaba en los metros finales, para llevarse su primera gran victoria como profesional, y pasar a comandar la clasificación general, en detrimento del murciano Luis León Sánchez.

Para mañana, plato fuerte de la Vuelta a Burgos, en la que será la última etapa, con la ya mítica ascensión a la Lagunas de Neila, en una jornada de 170 kilómetros con salida en Comunera de Revenga, y hasta siete puertos puntuables en el camino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.