Últimas buenas noches a todos. La jornada de hoy era una crono corta, de apenas 15 kilómetros, y que siendo una crono final de una vuelta de 5 días, abría el abanico ya no solo a los grandes especialistas, sino también a los hombres importantes de la general, ya que aquí llegar con fuerzas era importantísimo, y así ha sido.

El recorrido era completamente llano, al que personalmente estoy muy acostumbrado, ya que entreno en una zona muy similar. De hecho, hoy nos han salido 40 metros de desnivel acumulado, y ahí en Castilla-La Mancha, en la zona de Ciudad Real, es prácticamente igual, donde el único desnivel que existe es el de los puentes que cruzan por encima las vías del tren. La crono ha sido muy rápida e intensa, en donde se ha volado todo el tiempo, y como digo, más que para especialistas, era para los que llegaran a este último día con más fuerzas.

Personalmente, las sensaciones han sido regulares, como en el resto de la Vuelta a Léon, y ahora tendré que hacer un pequeño examen de conciencia, para ver que ha fallado y poder mejorar en las próximas competiciones, ya que hoy he sido top10, pero me hubiera gustado hacer mejor puesto, pero esto es así, unas veces el cuerpo responde, y otras veces no, y toca afrontarlo y aprender de los errores.

Así que, ya solo me queda agradecer a todo el equipo de El Pelotón por haberme dado la oportunidad de escribir este Diario en la Vuelta a Léon. Espero que podamos repetir experiencia. Un saludo a todos los que me habéis estado siguiendo estos días, y muchas gracias a todos.

Marcos Jurado Rodríguez. Ciclista Seguros Bilbao

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.