La británica Lizzie Armitstead (Boels Dolmans) logró en Filadelfia su segunda victoria en Copa del Mundo de la presente temporada, en la primera carrera de la máxima competición de clásicas disputada en suelo norteamericano. La vigente vencedora de la clasificación general de la Copa del Mundo se hizo con el triunfo al «esprín» (entre comillas, porque picaba para arriba notablemente…), batiendo en meta a la italiana Elisa Longo Borghini (Wiggle Honda) y a la bielorrusa Alena Amialiusik (Velocio-SRAM).

En una carrera sin demasiada agitación ni ataques, Tayler Wiles (Velocio-SRAM) fue la primera en moverse, aunque más ataques posteriores, como los de Charlotte Becker (Hitec Products) o Dalia Muccioli (Alé Cipollini) también sirvieron de animadores de la carrera. Sin embargo, los equipos más potentes controlaron la carrera a su antojo y el desenlace al esprín fue inevitable, una llegada en la que nada pudieron hacer para detener a una lanzada Lizzie Armitstead, que se vestía así como nueva líder de la Copa del Mundo de féminas.

Foto © SRAM

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.