«El equipo ha realizado un gran trabajo. Llevamos unos 15 días algo dubitativos, pero hoy nos hemos dado cuenta de que se nos presentaba una oportunidad en esta etapa. Hemos acelerado el ritmo. Al principio, en la subida del Izoard, no ha funcionado, pero luego hemos logrado ganar tiempo. Jicé es muy fuerte a la hora de seguir a Nibali y ha conseguido ganar tiempo. Y yo detrás solo tenía que controlar a mis rivales. No he atacado en la bajada pensando en Thibaut Pinot, lucho contra todos mis rivales. Ahí lo hemos dado todo para intentar algo. También compito contra Valverde, Van Garderen, etc. No he pensado que Valverde fuera a flaquear, simplemente se ha quedado descolgado de golpe. El objetivo era desgastar a la competencia: cuando uno tiene buenas piernas no tiene que dudar y hay que intentarlo. Una jornada así cansa y también mete presión. Desde el inicio del Tour es la etapa que más he disfrutado. Hoy he empezado a soltarme y veo que va bien la cosa. Sé que en esta carrera la regularidad sale recompensada. ¿Aspirar a más? El año pasado terminé muy fuerte la tercera semana y espero que vuelva a ser así este año.»

Thibaut Pinot: «Ha sido el peor día»

«Lo más importante era no perder tiempo. Pero ha sido mi peor jornada en el Tour. En las ascensiones, estaba un poco en modo ahorro. Desde el Lautaret, tenía las piernas pesadas por el día anterior. Pero al final estoy contento, porque he logrado aguantar frente a Bardet, Van Garderen, Valverde y Péraud. Puede que esté bien que el nivel detrás de Nibali sea bastante homogéneo. Es bueno para el espectáculo. Si no, la carrera sería un poco aburrida. Sabía que los del AG2R conocían al dedillo la bajada porque se entrenan ahí todo el tiempo. Ya le dije a Arnold (Jeannesson) que tuviera cuidado en la bajada. Pero no he perdido tiempo frente a ellos y eso es bueno para mí.»

Jean-Christophe Peraud: «Nibali no regala nada»

«He recuperado ligeramente las sensaciones que tenía en los Vosgos. Ha sido menos sofocante y hacía menos calor, había aire y cuando hay aire, se puede respirar. Queríamos intentar atacar con Romain al final. Nibali nos ha adelantado y he conseguido colocarme en su rueda. Nibali ha dejado claro que es el más fuerte. De cara a la general, es una buena operación. He intentado adelantar a Nibali, pero se ha ganado el apodo de “tiburón” a pulso. No regala nada. Tenía ganas de partir y tenía buenas piernas. Seguirle ya era difícil, aunque he aprovechado su aspiración y así he ahorrado algo de energía. Cuando ha tenido que descansar un poco, como todo el mundo, lo he intentado.»

Prensa Tour de France

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.