Fernando Grijalba: «Lo he pasado realmente mal, pero al final he conseguido pasar»

0

Hoy mismo se ha sabido la noticia de la incorporación al Caja Rural profesional de Fernando Grijalba, una de las mayores promesas del filial del equipo navarro. Grijalba este año se ha adjudicado la Copa de España, en una gran batalla contra sus adversarios, dónde se decidió el campeón por poquísimos puntos y en la última carrera. Tras ello ha pasado una época complicada, hoy nos ha contado el motivo, además nos cuenta cómo ha vivido esa conquista de la Copa de España, sus experiencias con la selección en Canadá y Turquía, los objetivos que se marca para el año que viene en la categoría Continental y sus aspiraciones como ciclista entre otras muchas cosas.

 

 
Este año te has proclamado campeón de la Copa de España. ¿Tenías previsto al inicio de la temporada pelearla?
Sí, desde el equipo me dieron los «galones» para ser uno de los líderes en la Copa. Trabajé mucho y muy duro para conseguir la victoria.

Sin embargo no empezó la cosa muy bien, pero en la tercera prueba, el GP Macario, consigues una victoria que te mete de lleno en la pelea. ¿Fue un punto de inflexión para convencerte de qué podías ganarla?
Empezó mal por la mala suerte que tuvimos el equipo en general, pero siempre estuve tranquilo, eso suele pasar cuando sabes que has  hecho las cosas bien y no perdí la esperanza en ningún momento. Y de mi victoria en Macario, me quitó un poquito la presión, ya que nunca había ganado en la Copa.

Y se decidió todo en la última carrera, donde le arrebataste el liderato a Airan. Arrancó Lechuga, saliste bien a por él y ni Chetout ni Airan te pudieron seguir. ¿Qué sientes cuando ves que tienes la carrera en tus piernas?
La verdad que el final fue un poco diferente: Arrancó Lechuga y salió Airan a por él, yo me abrí, cogí aire y subí a mi ritmo hasta la última rampa de Descarga que la hice como si estuviese la meta arriba, pasé a Airan, le solté, conecté en la cima con Lechuga y a muerte hasta meta. ¡Llegué fundido!

Aún así tenías a Lechuga en el grupo y cerca a Airan y Chetout. ¿Cuántas veces hiciste las cuentas de cómo debías quedar para ser campeón?
Ninguna, tiré a muerte hasta meta. En otras condiciones yo soy el más rápido de ese grupo para haber ganado la prueba, pero en mi mente solo estaba el amarillo.

Y además si llega a ganar la prueba Lechuga (quedó 2º) te la quita por un punto y si Chetout no se hubiese impuesto en la llegada a Airan, también habrías quedado 2º por un punto. Muy sufrida y bonita la pelea. ¿Sabe mejor así?
No suelo pensarlo mucho, a ver si la voy a perder ahora (risas), pero yo creo que ha sido la Copa de España más emocionante e igualada de los últimos años.

Tu año no ha pasado desapercibido para Momparler que te llevó a la Copa de las Naciones de Canadá y a los Juegos del Mediterráneo de Turquía. ¿Qué recuerdos tienes de esas convocatorias?
Me encanta viajar y si es con mi bicicleta debajo del hombro mejor que mejor. Fueron dos bonitas experiencias aunque me hubiese gustado rendir un poco más, pero justo al volver de Canadá me encontré con un virus que me ha dejado lastrado hasta final de temporada.

Sin embargo toda la temporada no ha sido de color de rosas, en una cita importante cómo los Campeonatos de España, que se corrían en Castilla y León, no te fue todo los bien que te gustaría debido a unos calambres, tras el gran año que llevabas. ¿Fue un palo para ti fallar en esa cita?
En ese momento fue un palo y gordo, me encontré fatal desde salida y aun así me metí en la fuga… En su momento me dolió mucho ya que era mi última oportunidad de enfundarme el rojigualda. Pero ahora a «toro pasado» ya sé cuales fueron los motivos de mi bajo rendimiento, el virus que te comentaba.

Tras analizar todo el año. ¿Estás contento con lo conseguido?
Si te dijiese que sí te mentiría,  si no llega a ser por mis problemas de salud hubiese conseguido mejores resultados y no haber estado inédito en la 2ª parte de la temporada. Me he quedado sin citas como el Porvenir o el Mundial que me hacían mucha ilusión. Lo he pasado realmente mal. Pero al final he conseguido pasar y quieras o no los momentos malos ya no lo son tanto.

Pero bueno tu año esta ahí, y ahora llega la recompensa en forma de contrato profesional con el Caja Rural. ¿Qué siente un corredor cuándo consigue, por fin, llegar al profesionalismo?
Es un «porrón» de sentimientos encontrados. Sobre todo alegría, y es que el haber pasado malos momentos te hace saborear mucho mejor los buenos.

¿Qué objetivos te marcas para tu nueva temporada?
Adaptarme a la categoría lo primero. Ayudar a mi equipo en todo lo que precisen. Dejarme ver y aprovechar mis oportunidades.

¿Qué expectativas tiene el equipo sobre ti?
Primero que me adapte a la categoría lo siguiente vendrá sobre ruedas.

¿Qué cualidad te gustaría potenciar como ciclista?
Mi capacidad de rematar.

¿Carrera y corredor favorito?
Lieja y Bradley Wiggins.

¿Cuál es tu sueño dentro del ciclismo?
Ver que puede ser mi profesión durante muchos años. Y como no ganar la Lieja (risas).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here