La canadiense Gillian Carleton ha vencido al sprint la última etapa del primer Tour de Languedoc-Roussillon, en un trazado de 114 kilómetros con inicio y final en la localidad de Béziers. La ciclista de Specialized-Lululemon consigue así la tercera victoria de etapa para su equipo —todas ellas consecutivas— en este Tour de Languedoc-Roussillon. Además, hoy ha estrenado el casillero como ciclista profesional, a los 23 años de edad.

En la clasificación general no ha habido sorpresas y, tal y como marcaba la lógica, Emma Pooley (Bigla) se ha llevado el maillot amarillo a casa. Segunda ha sido finalmente la rusa Tatiana Antoshina (MCipollini-Giordana) y tercera la bielorrusa Alena Amialiusik (Be Pink). De las españolas, la mejor ha sido Belén López (Lointek), que ha conseguido permanecer en el décimo puesto de la general gracias a un gran trabajo de las chicas de Jorge Sanz.

Para el año que viene le pedimos una cosa a la organización de la carrera: ¡una página web!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.