Fabian Cancellara está de vuelta. Ya avisó imponiéndose en el E3 Harelbeke, en Flandes nadie pudo con él y hoy en Roubaix sentenció su segundo doblete Flandes-Roubaix batiendo en el mismo velódromo a Sep Vanmarcke. Con las ausencias de Tom Boonen o Peter Sagan en la línea de salida Compiègne todas las miradas se centraban en Cancellara y el suizo no defraudó anotándose la victoria en la segunda París-Roubaix más rápida de la historia.

La carrera comenzó muy rápida y descontrolada hasta que llegaron los primeros tramos de pavé donde se normalizaron los grupos con el intento de Boasson Hagen, Phinney, Geraint Thomas y Lars Boom a falta de 130 kilómetros. Tras el paso por el mítico Bosque de Arenberg tomaron la responsabilidad Omega y Sky mandando gente para adelante.

Cancellara tomó entonces la responsabilidad de seleccionar el grupo justo antes del tramo de Mons-en-Pevele. Ya en los 30 kilómetros finales fue cuando comenzó la batalla gracias a un despiste del suizo que dejó la cabeza formada por Vandenbergh, Gaudin, Langeveld y Vanmarcke, un grupo con Flecha por detrás y Cancellara en «tercera línea».

Cancellara logró enlazar con el grupo perseguidor para luego soltarlos y cazar al grupo cabecero. Fue entonces cuando Vanmarcke y Vandenbergh atacaron ya con el aliento del suizo en el cogote. Cancellara no quiso sorpresas y enlazó con el dúo de belgas aunque con Stybar soldado a su rueda.

Cuatro hombres se jugaría la victoria con el Omega con superioridad, aunque la Roubaix es caprichosa y Vandenbergh quedaría eliminado tras chocar con un aficionado y más tarde otro espectador eliminaría a Stybar al cruzarse y hacerle perder la rueda de Cancellara.

Parecía un duelo fácil para Cancellara pero Vanmarcke no se lo puso nada fácil, sin acobardarse en ningún momento incluso entrando al relevo y forzando un ataque de «Espartaco» que no pudo soltarle. Ya en el velódromo comenzaron los tanteos y la veteranía de Cancellara pudo con la juventud y las ganas del hombre del Blanco que lanzó el sprint demasiado pronto dejándoselo fácil al suizo. En la lucha por la tercera plaza Niki Terpstra se impuso a Gaudin y Van Avermaet sirviendo de consuelo para el Omega que tras la mala suerte de Vandenbergh y Stybar al final se hicieron un podio.

Imagen Bettini

Clasificación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.