Cees Bol ha logrado la victoria por delante de Pedersen (Trek Segafredo) en un final muy técnico marcado por una caída en el último kilómetro. Matthews (BikeExchange) se lleva la recompensa del liderato tras luchar en todos los sprints intermedios y ocupar el tercer puesto de la etapa. 

Los últimos cinco kilómetros de la segunda etapa de la París-Niza con final en Amilly no han dejado a nadie indiferente. Un recorrido ratonero, con rotondas, estrechamientos y giros pronunciados han propiciado que el grupo de sprinters candidatos a la victoria se viera reducido. Sam Bennett (Deckeunink-QuickStep), que logró la victoria en la etapa de ayer, no ha sabido colocarse y ha perdido unas posiciones en el pelotón que finalmente no ha podido recuperar. El Team DSM, conocido por estudiar los finales de etapa minuciosamente, ha demostrado que se maneja como pez en el agua en estas situaciones y ha obtenido una merecida recompensa de la mano del esprinter holandés Cees Bol.

Deceuninck hace el amago de jugar a los abanicos.

La segunda etapa de ”la carrera del sol” estaba señalada por todos los equipos por la posibilidad de que el factor del viento apareciera. En el kilómetro 20 se ha formado un dúo en cabeza de carrera formado por Armée (Lotto-Soudal) y De Bort que no ha tenido mucho recorrido dado que el ritmo impuesto por el pelotón a causa de la tensión no les ha permitido abrir hueco. Doubey (Total Direct Energie) se ha asegurado el maillot de lunares durante una jornada más en la única cota puntuable de la etapa.

A falta de 70 kilómetros para el final de etapa, a la salida de una localidad, el Deceuninck ha intentado fragmentar el pelotón sin obtener resultados. La poca intensidad del viento ha propiciado que el equipo Belga cesara en su intentona. A partir de este momento la jornada ha transcurrido con un ritmo cómodo para los integrantes del pelotón.

Bennet (Jumbo-Visma) da el susto y Vuillermoz (Total Direct Energie) abandona

Pese a la tranquilidad con la que se ha disputado la etapa, las caídas han hecho acto de presencia una vez más. El integrante del equipo holandés George Bennet, en un estrechamiento de la carretera, ha sufrido un accidente que lo ha dejado aturdido durante unos minutos. Por otro lado, Vuillermoz en la aproximación al final de etapa se ha visto implicado en otra caída y se ha visto obligado a abandonar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.