Vicente Hernáiz Eolo Kometa Aiztondo
Vicente Hernáiz. Foto: Álvaro García.

La Copa de España élite y sub-23 arrancó este domingo en tierras guipuzcoanas con una apasionante edición de la Aiztondo Klasikoa, exigente por la climatología y mucho más exigente aún por un recorrido endurecido con varios altos antes del circuito final y una nueva subida dentro del mismo. Una clásica con mayúsculas que para muchos es las pruebas más exigentes del calendario. Tres corredores del EOLO-KOMETA Cycling Team concluyeron dentro del top-25, Vicente Hernaiz (20º), Fernando Tercero (21º), Álex Martín (23º), posiciones que no reflejan el buen trabajo desplegado en la carretera. La victoria fue para el catalán Marc Brustenga (Caja Rural), un viejo conocido de las estructuras deportivas de la Fundación tras su paso por el equipo junior en 2016 y 2017 que ha comenzado este 2021 en gran forma.

Una fuga de ocho unidades abrió carrera durante muchos kilómetros y de ésta se destacó en la subida a Alkiza el balear Miquel Valls. El mallorquín contaba con una ventaja que llegó a ser superior a los tres minutos sobre un pelotón que se iba seleccionando kilómetro a kilómetro y en cuyo frente trabajaban periódicamente las formaciones más potentes. Sin Edu Pérez-Landaluce, atrás por una avería, o Mario Vilches, envuelto en una caída, el Eolo-Kometa Cycling Team trabajó con Fernando Tercero, Álvaro García y David Martin. Un inoportuno pinchazo de Tercero y una caída de Álvaro dentro de los últimos 25 kilómetros condicionaron mucho esta labor.

Siempre en cabeza Valls, con minuto y medio de margen, detrás se formó un grupo de siete unidades en el que rodaba Vicente Hernaiz y tres corredores del Caja Rural. La formación navarra jugó bien las bazas de su superioridad. “Hemos hecho una buena carrera, pero el resultado nos deja un sabor regular porque no acompaña a cómo hemos corrido durante todo el día”, aporta el director Rafa Díaz Justo.

“Esta edición de Aiztondo ha resultado una carrera muy exigente debido a la combinación de la dureza del recorrido y el clima que hizo. No tuvimos muy buena suerte con las caídas de Álvaro y de Mario o con mi pinchazo, pero hay que ser optimistas y pensar que habrá jornadas en las que se dará mejor todo. Al final el trabajo que estamos haciendo seguro que saldrá a la luz”, explica Fernando Tercero.

Vicente Hernaiz: “Veíamos que la escapada tomaba mucho tiempo, mis compañeros David y Fernando se pusieron a trabajar para bajar tiempo y preparar un ataque en Aduna. Allí nos fuimos un grupo de 5-6 con tres ciclistas del Caja, Pablo Alonso y yo. Me dejaron toda la tostada. Y a falta de siete kilómetros, en el rampón de cemento, me quedé de ese grupo. Hasta ese momento las sensaciones eran buenas, pero ‘peté’ de repente. Me quede en tierra de nadie y a falta de un kilómetro de meta me pillo un grupo, perdiendo bastantes posiciones”.

Prensa Fundación Contador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.