PREVIA: Guerra de escuadras en Cataluña

Con una jornada de 152,3 kilómetros con salida y llegada en Calella comienza este lunes la 98ª edición de la Volta Ciclista a Catalunya (2.UWT, España). Como cada año, algunos de los mejores vueltómanos del panoramo ciclista internacional se dan cita en una de las pruebas con más tradición y prestigio del calendario World Tour.

Sin hueco para sprinters puros y con emoción e interés en cada una de las jornadas, serán siete trepidantes etapas que concluirán, como viene siendo habitual, con el tradicional circuito final en Montjuic el próximo domingo.

Defenderá título Alejandro Valverde. Con el dorsal número 1 a la espalda, competirá el murciano en una de sus pruebas fetiches. Con dos victorias generales (2017 y 2009) y siete triunfos parciales, el de Las Lumbreras formará con un poderoso bloque telefónico que, a priori, parte con el cartel de equipo más fuerte de la carrera. Con el reciente vencedor de la Paris-Niza, Marc Soler y con un Nairo Quintana que, aun sin estar en su plenitud de forma, siempre genera altas expectativas, la escuadra telefónica es, para muchos, el rival a batir.

Nairo Quintana, Marc Soler y Alejandro Valverde durante la rueda de prensa. Foto: MovistarTeam

Sin nada que envidiar partirán también Mitchelton-Scott y UAE Team Emirates. Con los hermanos Yates y Esteban Chaves en liza, la formación australiana buscará un triunfo final que, hasta el momento, se les ha resistido tanto en Paris-Niza y Tirreno-Adriático.

También serán nombres a tener en cuenta los nuevos fichajes de la formación de Giusseppe Saroni. Daniel Martin y Fabio Aru optarán a todo en una carrera que el irlandés ya venció en 2013. Atapuma o Rory Sutherland formarán también en el siete  del UAE.

Los hermanos Henao y Egan Bernal en Sky, Thibaut Pinot (Groupama-FDJ), Teejay Van Garderen (BMC), Jarlinson Pantano (Trek-Segafredo), Steven Kruijswijk (Lotto-NL Jumbo), Louis Meintjes (Dimension Data) o Bob Jungels (Quick-Step Floors) serán otros de los nombres a seguir en la pugna por el maillot blanquiverde de líder.

Desde este lunes, todos ellos se batirán en siete etapas, sobre el papel, nada tranquilas. Tras dos jornadas iniciales con sendas ascensiones próximas a la meta y su posterior y rápido descenso -el lunes camino de Calella y el martes de Valls-, los corredores afrontarán ya el miércoles el primer final en alto. La ascensión a Valter 2000, con 12,1 kilómetros al 7,3%, marcará las primeras diferencias antes de una nueva etapa de alta montaña con el encadenado de Creueta-La Molina al día siguiente.

Lejos de finalizar la dureza, la quinta etapa llevará a los corredores hasta la localidad de Vielha, en pleno Val d´Aran. Tras las ascensiones al Cantó (ESP) y a la Creu de Perves (1ª), el alto no puntuable del Tunel de Vielha y su posterior descenso pondrá la guinda a una etapa que podría deparar movimientos de lejos y vuelcos en la clasificación general.

Perfil de la 5ª etapa entre Llivia y Vielha – Val d´Aran

Con la ascensión a Vielha -de nuevo- de salida, la sexta etapa se prevé como la más tranquila. 194 kilómetros con llegada en Torrefarrera que, al sprint o en fuga, podría depararnos un desenlace más pausado que en jornadas anteriores antes del habitual fin de fiesta en Montjuic el próximo domingo 25.