Chris Froome en busca de lo imposible

El británico buscará en esta Vuelta a España uno de sus mayores retos. Después de haber logrado su tercer Tour de Francia durante este 2016, ahora se centrará en la tercera grande para cerrar de esta forma una temporada fantástica y conseguir dos grandes vueltas de forma consecutiva. Esta proeza está al alcance de solo unos pocos elegidos y lleva más 38 años sin lograrse, solo los elegidos Jacques Anquetil durante el año 1963 y Bernard Hinault en el 1978 lo lograron, pero el británico cuenta con todas las características necesarias para unirse al selecto grupo y cada segundo de entrenamiento es en busca de lo imposible.

Su temporada hasta el momento está rozando la perfección donde, gracias a un bloque perfectamente adaptado a Froome y un estado de forma óptimo en los momentos importantes le han permitido lograr su gran objetivo de la temporada, el Tour de Francia, con un gran dominio de principio a fin. También ha vencido en el Critérium du Dauphiné y ha logrado la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río en la modalidad de contrarreloj.

web_043344-01-02_big_ceUno de las mayores problemáticas es su estado de forma, cada día de preparación desde que empezó la temporada estaba centrado en el Tour de Francia y los JJOO, lo que conlleva más de un mes en un estado de forma óptimo. Por lo tanto, aunque su participación y sus resultados en las grandes citas hacen que el líder del Sky parta como uno de los favoritos; ningún deportista del más alto nivel puede mantenerse al 100% durante tantos momentos en la temporada.

La carrera española siempre ha sido una de las favoritas de Chris Froome, pero los resultados no le han acompañado como en el Tour de Francia. Hasta el momento, su mejor posición ha sido la conseguida en el año 2011 y 2014. En frente, se ha encontrado un espectacular Alberto Contador en el segundo caso. En el 2011, fue el año de su confirmación como gran ciclista, pero Juanjo Cobo conseguía su única victoria en la Vuelta a España. A estas dos participaciones hay que añadir el cuarto puesto conseguido en 2012 y el abandono en el 2015 debido a una caída sufrida en la etapa 11.

Pero no viene solo a La Vuelta, a Chris Froome le acompañan ocho hombres que han completado una gran temporada como Petter Kennaugh o Leopold König que serán su gran apoyo en la montaña. El todoterreno Michal Kwiatkowski y Mikel Landa serán su mano derecha e izquierda a la hora de afrontar cada una de las etapas y estar bien colocado en los momentos importantes.

En definitiva, Chris Froome afronta esta ronda española con el objetivo de conseguir Tour y Vuelta de  forma consecutiva, aunque no será nada fácil. En frente tendrá rivales de la talla de Alberto Contador y Nairo Quintana que buscan arreglar una temporada que no ha ido nada bien, pero el británico cuenta también con el mejor bloque que hará de esta Vuelta a España 2016 una de las más igualadas de los últimos tiempos.