“Pinotazo” en Suiza

Llegaba el Tour de Suiza a territorio austriaco para poner la meta en el lugar más alto de su historia, a los 2669 metros de Sölden/Rettenbachgiestscher, y Thibaut Pinot (FDJ) ha sido quien ha inscrito su nombre tras los más de 12 kilómetros a una media superior del 10%, además de servirle para colocarse como nuevo líder de la prueba helvética. Gran puerto el que hemos descubierto y gran esfuerzo el que han derrochado todos los ciclistas.

La etapa de 237 kilómetros con salida en Unterterzen dejaba la escapada formada por Niemiec (Lampre-Merida), Rast (Trek Factory Racing), King (Cannondale-Garmin), De Gendt (Lotto-Soudal), Selvaggi (Wanty-Groupe Gobert), Schumacher (CCC-Sprandi) y Brändle y Denifl (IAM Cycling), siendo este último el más fuerte durante la última dura ascensión y haciendo pensar que se podría acabar coronando en una etapa que además acababa en su país, ya que el austriaco cuando restaban tan solo 3 kilómetros para la meta mantenía una renta de 2 minutos con el grupo de favoritos.

Por detrás, era Sky quien tomaba el mando en la subida en favor de su líder Geraint Thomas, provocando que pronto cedieran hombres importantes como Dani Moreno (Katusha) o el propio líder, Tom Dumoulin (Giant-Alpecin), aunque el holandés, ha sabido realizar “su subida” para acabar cediendo en meta, poco más de minuto y medio con el vencedor, Pinot, por lo que sus opciones de triunfo en la general siguen intactas, de cara a la última exigente crono de 38 kilómetros en Berna, donde es claramente uno de los máximos favoritos.

A falta de tres kilómetros en el grupo de favoritos tan solo aguantaban Simon Spilak (Katusha), Miguel Ángel López y Jacob Fuglsang (Astana), Domenico Pozzovivo (AG2R-La Mondiale), Geraint Thomas y Thibaut Pinot. En ese punto, era Pozzovivo quien decidía cambiar el ritmo, mostrando que lo que pasó en el Giro, esa espeluznante caída, es cosa del pasado, y que ha recuperado su mejor versión, pero rápidamente Thomas, Spilak y Pinot reaccionaban al movimiento del italiano, para a renglón seguido ser el francés quien lanzara su ataque, este ya sí, definitivo.

Pinot cuando ya se veía la pancarta del último superaba a Stefan Denifl, que sufría la cara más amarga del ciclismo, para acabar llegando a la línea de meta con un amplio margen de mas de medio minuto sobre Pozzovivo que sería segundo y Spilak que acabaría tercero. Thomas entraba junto con “Superman” López un poco más atrás, aunque al británico le sucede algo parecido que al holandés, hasta hoy líder de la carrera, Dumoulin, y es que ambos cuentan con esa última crono que les es muy favorable a sus características.

Para mañana, sexta etapa entre Will y Biel/Bienne de 193 kilómetros, bastante llanos, que seguro depare una de las jornadas más tranquilas de esta edición, por lo que no sería raro ver una llegada masiva.