Las jornadas de transición ha quedado demostrado que en la presente edición del Giro de Italia no existen, ya que tras la victoria este jueves de Philipp Gilbert, por delante los ciclistas se encontraban en la jornada de viernes con 147 kilómetros entre Montecchio Maggiore y Jesolo, muy cerca de Venecia, siendo esta una jornada totalmente llana en la que una llegada masiva era más que previsible.

Como viene siendo habitual, la fuga del día se formaba de manera rápida sin que los equipos de los hombres rápidos impidieran su formación. Los encargados de animar la carrera por delante del pelotón eran Frapporti, Zabel y Pineau, que irían abriendo hueco hasta encontrarse con una vía del tren, la cual les obligaba a parar tanto a los escapados como por detrás al grupo mayoritario. Tras este incidente la carrera seguía su camino en una jornada fría y lluviosa.

En busca de evitar sustos como ocurría en jornadas anteriores, los equipos de los esprínters controlaban a los fugados hasta que a falta de 20 kilómetros para la meta veían que era momento oportuno de darles caza. Con los escapados cazados el encargado de pasar a la cabeza era el equipo del líder, el Tinkoff-Saxo, que en busca de proteger a Alberto Contador se colocaba junto al Team Sky y el Astana Team en cabeza de carrera, mientras que por detrás los hombres rápidos empezaban a tomar posiciones.

Daría un vuelco terrible la carrera a falta de cinco kilómetros para la meta, ya que en ese momento los encargados de marcar el ritmo en el pelotón era Trek, seguido de Orica, Lampre, Lotto Soudal y Sky, hasta que a tan sólo 3.200 metros para la meta una caída masiva cortaba el pelotón en diferentes grupos, quedando cortado el líder de la carrera Alberto Contador, mientras el segundo clasificado, el italiano Fabio Aru, pasaba sin problema alguno por el corte.

Al final, el encargado de levantar los brazos en un final apretado y accidentado era el italiano del Lampre-Merida, Sacha Modolo, quien demostraba su punta de velocidad por delante de sus compatriotas Giacomo Nizzolo y Elia Viviani. Fabio Aru se convertía en el nuevo líder del Giro de Italia al llegar a tan sólo cuatro segundos de Modolo, mientras que Alberto Contador se dejaba en la línea de meta un total de 40 segundos, habiendo entrado con la bicicleta de su compañero, Matteo Tosatto. Ahora, Aru manda con 19 segundos en la clasificación general, a expensas de la contrarreloj individual que se llevará a cabo y que sobre todo dejará muchas cosas claras en la clasificación.

Foto: Giro de Italia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.