Stybar es el más fuerte.

Zdenek Stybar ha sido el más fuerte y ha conseguido ganar la apasionante Strade Bianche ante Van Avermaet y Valverde. El corredor del Etixx ha sabido estar delante en todo momento y ha sido el más fuerte (y el más listo) en la parte final de la carrera. En el muro final, esperó su momento y rebasó con facilidad a sus dos acompañantes.

La carrera fue tranquila hasta los últimos 70 Km. En los tramos de tierra 6 y 7, Tinkoff Saxo aceleró pensando en Sagan e hicieron la primera selección. Tras 11 Km de tierra y polvo atravesando los campos de la bella toscana italiana, Valverde, Stybar y Sagan salían en cabeza de carrera. A los pocos kilómetros eran cazados por un grupo en el que iban, entre otros, Cancellara, Vanmarcke o Van Avermaet. A falta de 25 Km, la carrera estaba muy abierta. Vanmarcke aceleró y a su rueda salieron con facilidad Stybar y Valverde. Van Avermaet, que iba algo adelantado, fue capturado y se formó un cuarteto en cabeza. Por detrás, Sagan reventaba (literalmente, el esloveno se ha hundido y no ha finalizado ni entre los 20 primeros) y Cancellara cedía.

Stybar volvía acelerar y tan sólo aguantaban Valverde y Van Avermaet. Con 15 kilómetros por recorrer, ya sin tramos de tierra por delante, Valverde parecía claramente superior. Todos sabían que la carrera se resolvería en el muro del último kilómetro y trataron de coger fuerzas. Valverde encabezó el grupo los dos últimos kilómetros. El primero en atacar fue Van Avermaet y, contra todo pronóstico, Valverde no pudo responder. Stybar por su parte sí pudo y superó  con facilidad al belga. El campeón checo ganaba en Siena y un valiente Van Avermaet era 2º. Valverde entraba 3º, repitiendo el resultado conseguido el año anterior.