Kwiatkowski, el más listo de clase

Michał Kwiatkowski ha logrado coronarse como campeón del mundo en Ponferrada, tras un ataque en el penúltimo descenso de la jornada. Un conservador Gerrans ha sido 2º superando a un Valverde al que se le resiste el oro, sumando ya con este tercer puesto su 6º medalla en los mundiales.

La carrera comenzó con una fuga tempranera de 4 hombres: Quintero, Kvasina, Polivoda y Savickas que llegaron a contar con una ventaja de 15 minutos sobre el pelotón. Fue la selección polaca la que comenzó a reducir diferencias, y comandaron el pelotón durante varias vueltas. La carrera marchó tranquila hasta que la selección italiana decidió poner una marcha más. La fuga no opuso mucha resistencia y no tardaron en ser capturados por un pelotón que comenzaba a fraccionarse. A 4 vueltas para el final, Tony Martin rodaba en solitario con una ligera ventaja sobre otro grupo en el que había hombres como Visconti o Vanmarcke. Por atrás, Australia quemaba los gregarios de Gerrans buscando capturar a un grupo que a la postre podía resultar peligroso. A 25 kilómetros, con menos de dos vueltas para el final, saltaban en el Mirador (Segunda de las dos subidas que contenía el circuito) De Marchi, Gautier, Valgren y Kiryenka. En el pelotón, con menos de una vuelta para el final, ya fue España la que comenzó a poner ritmo con un sensacional Castroviejo y más tarde con Ion Izaguirre. 

Y llegaron las últimas subidas, primero Confederación, muy tendida, y la ya más dura subida al Mirador. En el ascenso a Confederación, la fuga de cuatro hombres daba sus últimos coletazos mientras que en el pelotón continuaba comandando España. No hubo movimientos y comenzó el descenso. Y llegó el momento clave.

Un habilidoso Kwiatkwoski saltaba del pelotón y cogía unos metros de ventaja en la bajada. Sin darle mucha importancia, los líderes se centraban más en entrar bien colocados al Mirador que en cazar al polaco. Una vez dentro de la subida, el primero en arrancar fue Joaquim Rodríguez buscando lanzar a Valverde. A su rueda salieron Gerrans, Gilbert, el mismo Valverde, Van Avermaet, Gallopin y Breschel. Valverde continúo con el ataque del catalán buscando capturar a Kwiatkwoski, pero ya era tarde. El polaco, que había comenzado la subida al Mirador con unos metros de ventaja sobre el resto de favoritos, capturando y soltando con facilidad al cuarteto de cabeza. marchaba en solitario hacia la victoria en el campeonato del mundo. Coronaba con 10 segundos de ventaja sobre los grandes favoritos y se lanzaba en un descenso muy favorable para marchar en solitario. Gilbert tiraba con todo lo que tenía pensando en Van Avermaet, pero no consiguió reducir la distancia más de 2 o 3 segundos. En los dos últimos kilómetros Kwiatkwoski miraba para atrás sabedor de que no le cogerían hasta la línea de meta. Unos metros por detrás, era el francés Gallopin quien lanzaba el sprint. Fue superado con facilidad por Gerrans que hacía segundo, y po un Valverde que a su vez superaba “in extremis” a Breschel para hacerse con el bronce. Por delante, Michał Kwiatkwoski celebraba la que es hasta ahora su mejor victoria como profesional; el Campeonato del Mundo.


Foto: Rafa Gómez – Ciclismo a Fondo