Apenas un centímetro, esa ha sido la distancia que ha separado a Sagan de la victoria en Nancy. Y es que a pesar de no haber bajado de la quinta posición, el maillot verde de este Tour sigue sin poder levantar los brazos. Esta vez ha sido Matteo Trentin (OPQ) el que se lo ha impedido en un más que ajustado sprint.

Todo parecía hecho a medida para Sagan, que puso a trabajar a su equipo para eliminar a los velocistas más puros en las dos cotas de cuarta categoría de los kilómetros finales. La dupla alemana Kittel-Greipel no aguantó en un pelotón cada vez más reducido y Sagan que casi se frotaba las manos no aguantó y se lanzó en el último descenso junto a Van Avermaet en pos de la victoria. Pero apenas aguantaron en cabeza hasta los dos kilómetros finales donde el pelotón acabó con su intentona, para dilucidar la victoria al sprint, donde el italiano de Omega dejó al eslovaco con la miel en los labios, una vez más.

La caídas, de nuevo protagonistas

A falta de 16 kilómetros para la meta el que se fue al suelo fue Tejay Van Garderen que se dejó en meta casi un minuto con el resto de hombres de la general, entre los que también se cayó Talansky, aunque fue en la recta de meta y no se verá afectado, al menos en tiempo. Además tres hombres han dicho adios a este Tour, John Atapuma (BMC) con el fémur fracturado, Stef Clement (Belkin) y Danny Van Poppel (Trek).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.