José Félix Parra Equipo Lizarte
José Félix Parra

En invierno, Aprica es una ciudad de esquí: sencilla, con casas bajas que se reparten en vericuetos y miran a los Alpes con serenidad. Cuando aprieta el calor, la nieve se derrite, los teleféricos se detienen, pedales y ruedas comienzan a girar. Aprica está rodeada de colosos que rebosan historia del ciclismo; el principal, el Mortirolo con sus innumerables vertientes, todas ellas empinadas, calzadas estrechas y rotas que ponen a prueba el motor de los corredores cuesta arriba y su habilidad cuesta abajo. A la más suave, Edolo, y la más dura, Mazzo di Valtellina, se enfrentaron hoy jueves las jóvenes promesas del Giro d’Italia U23.

Los aventureros de la jornada fueron Colleoni (BIE) y Arensman (SEG), que abrieron la ruta mientras los ciclistas de la selección colombiana y su compatriota Rubio (ARA) hacían añicos el pelotón con su escalada endiablada. José Félix Parra se destacó entre los que más y mejor resistieron el empuje de los escarabajos: culminó ambas pasadas entre los diez primeros y llegó 8º a la meta en la que triunfó Alba (COL), comiéndose una porción del pastel hasta ahora acaparado por Ardila (COL). También Iñigo Elosegui rendía a muy bien nivel en las subidas y firmaba una sólida prestación para colocarse 17º de la general provisional. Roger Adrià, por su parte, sufría un mal día atenuado por la ayuda de Ibon Ruiz, sensacional en el trabajo de equipo habida cuenta de sus molestias en el tendón de Aquiles.

Ha sido una jornada muy especial para todos por el doble paso por un puerto mítico como el Mortirolo”, explicaba José Félix Parra, radiante tras brillar en el mismo escenario donde Richard Carapaz sentenció el Giro d’Italia apoyado por Antonio Pedrero, Andrey Amador y Héctor Carretero. “Las sensaciones han sido muy buenas y hemos logrado el octavo puesto. No es una victoria, pero nos deja contentos porque estamos teniendo una buena progresión en este Giro d’Italia U23. Trabajo cada día para pelear en una etapa como ésta”.

Ante Parra, Elosegui y compañía restan tres oportunidades para confirmar las buenas sensaciones de este Giro d’Italia U23 y transformarlas en más actuaciones de mérito. La primera, una trampa este viernes entre Dimaro Folgarida y Levico Terme. Después vendrá una jornada de teórica media montaña con final en Falcade. El domingo, fin de fiesta con subida a otro puerto mítico como la Marmolada.

Prensa Equipo Lizarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.