Pawel Szotzska Kuota Azores

La segunda etapa de la recién reformada Volta a la Isla de San Miguel presentaba el mayor kilometraje de las tres etapas de la ronda, pero también se trataba de la que sobre el perfil disponía del menor grado de dificultad para los ciclistas con un desnivel positivo de alrededor de los 1600 metros. A pesar del terreno ondulado de la Isla de S.Miguel, la carrera controlada por el equipo del hasta hoy líder Carlos Salgueiro (Sicasal) acabó con un desenlace al sprint.

Rápidamente con el inicio de la etapa se producía la fuga de los que a la postre iban a ser los protagonistas del día, en el km 3 saltaban José Días (Fortuna Maia), Paul Ferreira (Jorbi), Victor Ferrerira (Selección de Azores), Damien Marques (Acdc Trofa), Roberto Gandarinho (Metralhas) y Marvin Svheulen (LA Aluminios) y con permiso del pelotón comenzaban su aventura, manteniendo durante lo largo de la etapa ventajas que rondaban los 2 minutos y medio.

El paso del primer alto de montaña Joao  Bom (3ª Categoría) reducía a tres el número de integrantes de la fuga que aún tenían otra cota puntuable por delante, el Alto de Vigia das Feteiras (3ª Categoría) a 20 km de meta y con tan solo 30” de ventaja por la cima. Momento en el que comienza a trabajar el equipo Ginestar en busca de un previsible sprint en la localidad de Lagoa.

El español Josue Gómez Barrachina (Ginestar ULB) fue el más rapido y se alzó con la victoria en la segunda etapa del Gran Premio Azores – Vuelta a San Miguel,  que mañana termina en la Laguna del Fuego.

En la clasificación general individual, el polaco Pawel Szotska (Kuota) es el nuevo líder de la prueba al ocupar la tercera posición de la etapa. En las demás clasificaciones, Daniel Silva (Sicasal / Constantinos) lidera la tabla de la montaña y el conjunto Vito-Feirense conserva el liderazgo de la general por equipos.

Hoy domingo se disputará la tercera y última etapa que promete ser decisiva en la la clasificación general final teniendo en cuenta que la llegada se encuentra en la cima de la Laguna del Fuego. En total los corredores se enfrentan a un desnivel de 2426 metros y los últimos diez kilómetros de la etapa presentan una pendiente media del 7,6%, y propiciará una lucha sin cuartel entre los primeros de la clasificación general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.