Alejandro Ropero Bidasoa Kometa

El granadino Alejandro Ropero estrenó este miércoles su palmarés y el del Kometa Cycling Team sub23 de la presente temporada al imponerse en la primera etapa de la Vuelta al Bidasoa, con final en las instalaciones del parque de aventuras Irrisari Land. El ciclista andaluz, primer líder de la carrera, cimentó su victoria en un poderoso ataque de la exigente cuesta final, una aceleración que le permitió alcanzar la línea de llegada con seis segundos de adelanto sobre sus más directos perseguidores, entre los que se encontraba su compañero Alessandro Fancellu.

El triunfo de Ropero, la cuarta plaza de Fancellu y la quinta del catalán Álex Martín impulsaron a la formación de la Fundación Alberto Contador hasta la primera plaza provisional de la general por equipos. Un gran arranque en una de las citas más prestigiosas del calendario que le da continuidad al gran trabajo desplegado en la recién acabada Copa de España, en cuya general el de Otura finalizó segundo, y reverdece los éxitos de la pasada edición, cuando se impuso en la primera etapa el andaluz Juan Pedro López y puso las bases de su victoria final. Ropero también lidera las generales de la regularidad y la montaña después de esta etapa.

En la siempre disputada Bidasoa Itzulia se preveía mucha pelea y el pronóstico se cumplió. Ya en la primera hora de competición se rondaban los 45 km/h de promedio. Numerosos intentos de fuga protagonizaron esta primera jornada, aunque todos con escasas diferencias. En un movimiento de siete ciclistas que llegó alcanzar un minuto y medio de margen se incluyó Joan Martín Bennassar. En otro posterior de idéntico número de integrantes, una vez cazado el anterior, llegaron a disfrutar de más de un minuto y medio de ventaja. Las fugas, empero, pasarían a la historia ya en las empinadas rampas finales, siempre decisivas y en cuyo acercamiento de nuevo volvieron a tener lugar un par de caídas. Desde el pelotón, antes de las rampas más duras, en una primera parte ascendente, se movieron tanto Alessandro Fancellu como Álex Martín.

«Ya en el último kilómetro estaba delante Álex con otros dos corredores y he visto que comenzaban a soltarle. En ese momento me he dicho que tenía que hacer algo, porque se podían marchar y llevarse la victoria. He arrancado y los he pasado. Esta victoria nos da una alegría enorme porque hasta ahora habíamos tenido mucha regularidad, pero había faltado ese remate”, destaca el propio Ropero.

“El equipo ha estado sensacional. Al principio Jonny (Joan Martí Bennassar) no dejó movimiento sin marcar. En los últimos kilómetros el trabajo de aproximación ha sido muy bueno. Y afortunadamente hemos podido salvar las caídas. En esa zona siempre hay caídas. Yo mismo me fui al suelo ahí el año pasado. Pero este año pudimos librarlas y llegar muy bien colocados. Teníamos el referente de Juan Pedro el año pasado y por lo pronto le hemos relevado. Ahora toca ir día a día. Aquí hay mucho nivel y el recorrido es muy exigente. Esperemos que esta victoria haya sido la primera de muchas. De momento ahora toca raparle el pelo a Carlos Barredo, el preparador físico, que esta mañana en la salida se lo apostó si alguno de nosotros ganaba hoy”.

Este jueves se disputa la segunda etapa: 128,8 kilómetros con salida y llegada en Hondarribia en los que el pelotón tendrá que afrontar la subida al Jaizkibel a once kilómetros de la llegada en la Harresilanda Kalea de la población guipuzcoana.

Prensa Fundación Contador

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.