Richie Porte (Trek-Segafredo) cruza victorioso la meta en Willunga. | Foto: Getty Images
Ciclismo en Carretera Destacado

Porte repite en Willunga pero Impey también

Richie Porte (Trek-Segafredo) se ha alzado con la victoria en la última y decisiva etapa del Santos Tour Down Under (2.UWT, Australia), disputada hoy sobre un recorrido de 151,5 km entre la localidad de McLaren Vale y la ya mítica ascensión a Willunga Hill. En una nueva exhibición del corredor aussie, Daryl Impey (Mitchelton-Scott) resistió con pundonor en las últimas rampas para alzarse, por segundo año consecutivo, con la victoria en la general final.

De las jornadas más prestigiosas de cada inicio de temporada, la etapa arrancaba con el valiente anuncio de Patrick Bevin (CCC). El neozelandés y líder al comienzo de la etapa comunicaba su intención de subirse sobre la bici a pesar de los fuertes golpes y contusiones sufridos en su caída de ayer.

La etapa arrancaba con una numerosa fuga de siete corredores que, hasta las dos subidas finales a Willunga Hill, encabezarían la caravana ciclista. Postlberger (BOH), De Gendt (LTS), Bagdonas (ALM), Dowsett (TKA), Van Poppel (TJV), Sutterlin (MOV) y White (AUS) rodaron, durante casi 130 kilómetros, como avanzadilla de un grupo que, hoy sí, se jugaba mucho.

Las rampas de la primera ascensión a Willunga fueron el primer gran filtro. Por delante White (AUS) demostraba ser el más fuerte pero, aun con todo, insuficiente para coronar con ventaja sobre el gran grupo. Sky, en la figura de Kenny Elissonde, endurecía el ritmo. Patrick Bevin claudicaba en su correoso intento de defender el jersey ocre al tiempo que Poels, a rueda de su joven compañero galo, coronaban con 10 segundos de renta.

La demostración de poderío de la dupla de Sky intimidaba pero resultaba tan impresionante como improductiva. Restaban 17 kilómetros y, con un pelotón enfilado en el descenso, continuar con esa ofensiva se antojaba imposible. De vuelta al grupo, lo probaron, en una demostración de pundonor y valentía, Hector Carretero (MOV), Daniel Oss (Bora-Hansgrohe) y Tomasz Marczynski (Lotto-Soudal). Su diferencia, aun escasa, les permitió iniciar con apenas dos segundos la última y decisiva ascensión.

Neutralizados, los grandes favoritos poblaban las primeras posiciones en un alarde de demostrar buenas sensaciones al tiempo que, vigilantes, observaban a sus rivales. Como en el anterior paso, Sky fue el primero en destapar el fuego. Poels y Elissonde abrían gas y, mientras se sucedían las miradas detrás, Richie Porte (Trek-Segafredo) arrancaba en su búsqueda, en su colina, en su lugar, en su distancia.

El aussie daba caza a la pareja de Sky y tras unos metros de tortura, Poels claudicaba también ante él. El pedalear de Porte, siempre de pie, intimidaba y apuntaba a culminar, no solo su sexto triunfo de etapa consecutivo en la colina más famosa de Australia, sino también, la general final.

Alzando los brazos y con la vista en el retrovisor, Porte cruzó la meta. Supo entonces que, él había repetido triunfo, pero que Impey (Mitchelton-Scott) también. El sudafricano cruzaba la meta en un sprint agónico y culminaba éxito la defensa de un jersey ocre que, tras el desfallecimiento de Bevin, ya pesaba sobre sus espaldas. Poels, segundo en meta, completaba el pódium final desplazando a un Luis León (Astana) que, tras varias jornadas rozando el éxito, solo dos segundos apartaron del tercer puesto del neerlandés.

Comenta la noticia

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.