El suizo Marc Hirschi, campeón del mundo sub23 en Innsbruck
Destacado Elite sub23

Suiza y Marck Hirschi demuestran que el Mundial de Innsbruck se gana bajando

Show suizo en Innsbruck en la prueba en línea sub23, logrando el oro Marc Hirschi, ciclista profesional del Sunweb, que ha demostrado que uno de los mundiales más duros que se recuerda con esa terrible sucesión de subidas a Igls, se puede ganar y se gana bajando. Jaime Castrillo ha completado una gran carrera para la selección española, yendo en todo momento de menos a más, acabando en una más que meritoria sexta posición.

La prueba austriaca de 180 kilómetros arrancó con un continuo reguero de ataques sin que ninguno fructificará durante más de los primeros 100 kilómetros, hasta que a poco más de 50 para la llegada, y en un momento de distensión en el grupo principal cuando se estaba acabando el descenso del Alto de Igls antes de encarar las dos últimas vueltas, la selección de Suiza realizaba un movimiento magistral que acabaría marcando la prueba, provocando un corte de siete ciclistas en el que ellos incluían a 4 de sus 6 ciclistas en este mundial. Junto con los helvéticos Marc Hirschi, Gino Mader, Patrick Muller y Lukas Ruegg, se metían en esa fuga dos corredorazos de equipos Wolrd Tour como Mark Padun (Ucrania) y Neilson Powless (Estados Unidos), además de Mikkel Honore (Dinamarca) que rápidamente abrían un hueco de 45″ con respecto al pelotón con la que lograban arrancar la penúltima de las ascensiones a Igls.

En esa subida el hombre del Bahrain-Merida, Mark Padun, demostraba que era el más fuerte en el grupo delantero atacando, siendo únicamente el suizo Patrick Muller el que lograba aguantar su ritmo, mientas que por detrás Bélgica e Italia se ponían manos a la obra para reducir la diferencia en las duras rampas de la subida, por cuya cima lograban pasar ya un grupo muy reducido de favoritos, con nuestro Jaime Castrillo incluido, con tan solo 20″ perdidos con respecto al dúo de cabeza.

En la bajada posterior el que se lanzaba desde el pelotón era otro de los grandes favoritos, Edward Dunbar (Irlanda) que pasaba por encima de los hombres de la fuga que no habían aguantado el ritmo de Padun, llevándose consigo a otro suizo como Gino Mader, aunque llegando todo muy abierto al toque de campana que anunciaban los 23 kilómetros finales de la última vuelta, por donde pasaban en cabeza Padun y Muller con 9″ sobre otros dos ciclistas como Dunbar y Mader, mientras que el grupo principal cedía 33″ con respecto a los primeros.

La última de las ascensiones a Igls fue ya un recital de Bélgica, primero con un enorme Steff Cras, que hacía una aproximación brutal del pelotón de apenas 15 hombres donde seguía Castrillo hasta controlar a Dunbar y Mader y llegar casi hasta la cabeza de carrera, y posteriormente de Bjorg Lambretch, que al hacerse a un lado su compañero Cras, abría gas para acabar echándose encima de Padun y Muller, e irse por delante junto con Jaakko Hanninen (Finlandia) y de nuevo Marc Hirschi (Suiza), alcanzando el trío la cima con 15″ de ventaja sobre unos aguerridos Padun y Mader, y 25″ sobre un grupo de 7 ciclistas con un también muy combativo Castrillo.

Y cuando todo apuntaba a que los tres se jugarían la victoria en el repecho previo a la meta, Hirschi repetía la jugada realizada dos vueltas antes, y demarraba en la última parte del descenso abriendo un pequeño hueco que a la postre fue definitivo. Finalmente Marc Hirschi cruzaba la línea de llegada en solitario para proclamarse campeón del mundo sub23, con 15″ de ventaja sobre Lambretch y Hanninen, que se hacían con la plata y el bronce respectivamente. Por su parte Jaime Castrillo demarraba desde el grupo principal en la parte final para acabar siendo sexto, estando muy cerca de llegar a Mader, cuarto, y Padun, quinto.

Comenta la noticia

Click aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.