Ricardo Ten

El combinado nacional ha vuelto a mostrar en Baie Comeau el extraordinario momento de forma que vive el ciclismo adaptado en España, consiguiendo 11 metales.

La Selección Española de ciclismo adaptado sigue cosechando extraordinarios resultados, erigiéndose como una de las mayores potencias del mundo. Estos días, en Baie Comeau (Canadá), tercera y última prueba de la Copa del Mundo, el combinado que dirige Félix García Casas ha conseguido un total de 11 preseas, además de seguir acumulando preciados puntos de cara a Tokio 2020.

La expedición rojigualda abordaba la jornada dominical ya con 7 medallas en su haber: plata en el Team Relay; plata para la bici de Ricardo Ten (MC1) y bronce para la de Maurice Eckhard (MC2) en las CRI; oro de Gonzalo García Abella en la CRI MT1; y  platas contra el crono para Joan Reinoso (MT2) y Sergio Garrote (MH2), además del oro de Sergio Garrote en la prueba en línea de MH2.

Abrían el domingo las bicis, en las que competían Ricardo Ten (MC1), Maurice Eckhard (MC2) y Eduardo Santas (MC3). Ten, acostumbrado a pisar el podio, obtendría el oro gracias a una exhibición de talento y potencia, dejando atrás a sus tres máximos rivales, el alemán Pierre Senska, campeón del mundo en Maniago, el canadiense Ross Wilson, que corría en casa, y el alemán Michael Teuber. La victoria se fraguó en los últimos metros, cuando Ten soltaría al canadiense para entrar en la meta en solitario marcando un tiempo de una hora y 31 segundos. Este oro se une así a la plata que ya conseguiría en Canadá en la prueba contra el crono.

Otra gran noticia ha llegado de parte de Maurice Eckhard en C2. El valenciano volvió a exhibir estado de forma tras su presea en la CRI y fue capaz de alzarse con la plata tras cruzar la meta un minuto y 47 segundos después del canadiense Tristen Chernove. El podio lo completaría el ruso Arslan Gilmutdinov. De esta forma, como ya comentaba tras hacerse con el bronce en la crono, el veterano deportista se saca una espina que tenía clavada desde el Mundial de Maniago, donde se quedó a las puertas de las medallas.

Eduardo Santas en la clase C3 ha acariciado el bronce, tras jugárselo al sprint con un grupo de otros cuatro hombres, teniéndose que conformar con una meritoria séptima plaza. El oro se lo llevaría Matthias Schindler. Óscar Higuera (C4) finalizaría séptimo en C4, con victoria para el ruso Sergei Pudov.

En los triciclos, nueva victoria en la clase MT1 deGonzalo García Abella, que se marcha de Canadá con dos oros más en su palmarés. Mientas, Joan Reinoso (MT2), que consiguió la plata en la CRI, esta vez se quedó a las puertas de los metales con un cuarto puesto tras disputar el sprint frente al que sería medalla de bronce, el neozelandés Stephen Hills. El oro sería para el alemán Hans Peter-Durst.

La jornada en lo que a medallas se refiere para el combinado nacional la han cerrado Ignacio Ávila y Joan Font, los actuales campeones del mundo de tándem, que obtuvieron un bronce tras pelear en el sprint final incluso por el oro. El tánden cierra una temporada internacional brillante, culminada con el Mundial: “Muy contentos de nuestra actuación y de cerrar así un año que para nosotros ha sido muy positivo”. “Pensábamos que teníamos opciones de luchar incluso por el oro, pero no ha podido ser”, apuntaban desde la pareja.

Por su parte, Adolfo Bellido y Noel Martín acabarían en 9ª posición a cuatro minutos y 33 segundos del oro de la pareja holandesa Bangma-Van Leeuwen.

Prensa RFEC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.