Wellens reina y Froome continúa sembrando dudas


Wellens (Lotto-Fix All) vencedor en el pódium del Giro. Foto: Lotto-Fix All

Tim Wellens (Lotto-Fix All) se ha alzado con la victoria en la cuarta etapa del Giro d´Italia 2018 (2.UWT, Italia) -primera en territorio italiano tras el inicio en tierra israelí- disputada hoy sobre un recorrido de 202,1 kilómetros entre Catania y Caltagiore. A pesar de los cortes en línea de llegada, Rohan Dennis (BMC) mantiene la maglia rosa de líder con un segundo de renta sobre Tom Dumoulin (Team Sunweb).

Con el aterrizaje ayer de la caravana del Giro -por fin- en tierras italianas, hoy comenzaba para muchos la verdadera corsa rosa. Jornada larga -202 kilómetros- y con un tramo final, escarpado y con un último repecho de 1 kilómetro al 7-8%, que marcaría las primeras diferencias, los corredores afrontaron la jornada bajo un intenso calor.

Con la humedad y el bochorno característicos del Sur de Italia, en el km 20 acababa por conformarse la escapada de la jornada. Jauregui (ALM), Barbin (BRD), Mosca (WIL), Frapporti (ANS) y Belkov (TKA) serían sus integrantes. Fuga de cinco hombres que, aun con más de 170 kilómetros todavía por recorrer, nunca gozó del mínimo permiso desde el pelotón.

BMC controló en todo momento -salvo un repentino conato de UAE Team Emirates que enfiló, sin resultado alguno, el pelotón- y acabó por echar abajo su aventura a falta de 14 kilómetros para el final. La calma de casi toda la jornada contrastó, como suele acontecer, con lo frenético de los últimos compases del día.

Zardini (Willier-Triestina) aprovechaba uno de los múltiples repechos de los últimos 10 kilómetros y pronto recibía la compañia de un Valerio Conti (UAE Team Emirates) que, sobrado, le alcanzaba y le superaba en busca de una proeza en solitario. El italiano, que llegó a contar con más de medio minuto de renta, avivó el ritmo en un pelotón siempre encabezado por Lotto-Fix All y los hombres de Bahrein-Merida.

Con unos últimos 5.000 metros por las angostas calles de Caltagirone, Conti se diluía entre la maraña de ciclistas en un pelotón reducido y enfilado por la peligrosa travesía final. Curva tras curva, solo unos 40 corredores afrontaron con ventaja los últimos 1.000 metros.

La cota final, con rampas finales del 13%, sirvió de guinda y de explosión final para una jornada en la que Tim Wellens demostró desenvolverse con solvencia en jornadas con este tipo de finales. El belga hizo bueno el trabajo de su equipo y logró imponerse a Michael Woods (Education First) y Enrico Battaglin (LottoNL-Jumbo).

Entre los favoritos, Simon Yates (Mitchelton-Scott) fue el mejor, cruzando la meta en el tiempo de Wellens. Pozzovivo, Chaves, Dennis y Dumoulin entre otros cedieron 4 segundos con el vencedor final mientras que un Froome visiblemente asfixiado tras el explosivo desenlace cedió 23 segundos con el belga.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *