the peloton in the 2003 milan san remo

Como de las siete maravillas del mundo, son ya décadas las que, cinco monumentos, cinco prestigiosas pruebas, congregan a los mejores ciclistas del pelotón internacional. Como turistas frente al Coliseo o al Taj Mahal, cada año, las piernas más poderosas del mundo se dan cita -desde marzo a octubre- en cinco fechas que, cada año, permanecen marcadas en rojo para cualquier aficionado al ciclismo.

Sanremo, Flandes, Roubaix, Lieja y Lombardía. Cinco nombres que encumbran a quien consigue conquistarlos. La ciudad de la Liguria italiana pone, desde hace años, el broche final al primero de los «Monumentos». Con 298 kilómetros de recorrido, la Milan-Sanremo es, para muchos, una de las pruebas más abiertas e imprevisibles de la temporada ciclista.

Su largo kilometraje, las cortas ascensiones al Poggio y a la Cipresa en la parte final de la carrera y sus respectivos y emocionantes descensos abren las puertas a casi cualquier corredor. Sprinters puros, clasicómanos puros, rodadores o simplemente valientes afortunados: en sus 117 ediciones, corredores de todo tipo han alzado los brazos en Vía Roma.

Gerrans, Kwiatowski, Cavendish, Cancellara, Cipollini o Freire. Todos, aunque distintos, han saboreado las mieles de la victoria en el primero de los cinco monumentos de la temporada. Este sábado, probará fortuna Peter Sagan (Bora-Hansgrohe). El eslovaco, que ya sabe lo que es vencer en un Monumento tras alzarse con el triunfo en el Tour de Flandes en 2016, se quedó a las puertas de la gloria en la edición de 2017 de la clásica italiana.

Agitador de la carrera con un poderoso demarraje en el Poggio, el campeón del mundo se vio -para sorpresa de todos- superado al sprint por un sensacional Michal Kwiatowski (Sky). El polaco de Sky partirá con el dorsal número 1 y será otra de las ruedas a tener en cuenta. Flamante ganador de la Tirreno-Adriático y de la Volta ao Algarve -con dos triunfos de etapa- el vencedor en 2017 buscará sus opciones en un sprint reducido tras los posibles ataques que puedan sucederse en las ascensiones finales.

Van Avermaet (BMC), Philippe Gilbert (Quick-Step Floors), Tony Gallopin (AG2R-La Mondiale), Alexis Vuillermoz (AG2R-La Mondiale), Vincenzo Nibali (Bahrein-Merida) o Julien Alaphilippe (Quick-Step Floors) buscarán sus opciones también en un grupo reducido.

De no romperse la carrera, velocistas puros podrían también opositar al triunfo. Alexander Kristoff (UAE Team Emirates), Elia Viviani (Quick-Step Floors), Andre Greipel (Lotto-Soudal), Caleb Ewan (Mitchelton-Scott), Marcel Kittel (Katusha-Alpecin), Sonny Colbrelli (Bahrein-Merida), Mark Cavendish (Dimension Data), Arnaud Demare (FDJ) o Michael Matthews (Team Sunweb), estos tres últimos ya vencedores en otras ediciones, podrían ser también candidatos en un sprint más amplio.

Juanjo Lobato, en su debut con Nippo Vini Fantini, Carlos Barbero como hombre rápido del Movistar Team, Fran Ventoso como gregario de Van Avermaet y un enrachado Luis León Sánchez como hombre libre de Astana serán los máximos representantes españoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.