Óscar Cabedo brilla por su hermano en Ancares

0
Óscar Cabedo celebrando con sus compañeros el magnífico triunfo en Ancares

Han sido 128 kilómetros los que han disputado los corredores entre Vega de Espinareda y el Alto de los Ancares, cima de categoría especial renombrada Cima Braulio Fernández, en honor al histórico director de la ronda leonesa y uno de los nombres más destacados del ciclismo de la provincia, y nos ha dejado una de las jornadas más bonitas de ciclismo que se recuerdan por estos lares con ataques a destajo, y con un emocionantísimo triunfo de Óscar Cabedo (Escribano), que recibió en los metros finales la fuerza de su hermano Víctor, fallecido hace ya cinco años mientras entrenaba en su bici. Si esto fuera poco la general se comprime aún más de cara a la última jornada de mañana en Villablino, con el liderato aún en manos de Willen Jakobus (Rías Baixas), pero con otros tres hombres en 12 segundos.

La etapa ya comenzó movida formándose la escapada del día en los primeros kilómetros y con dos hombres de entidad, Juanma García Durán (Construcciones Paulino) y el campeón de España élite en Soria Sergio Rodríguez (Fundación Euskadi), que han llegado a gozar de una ventaja de más de 5 minutos sobre el pelotón.

Rodríguez y García Durán se han entendido muy bien hasta que en un repecho tras el primer paso por Vega de Espinareda el pamplonés se ha ido en solitario, mientras por detrás los hombres de Escribano tomaban la cabeza del grupo, tomando responsabilidades de cara al plato fuerte de la etapa, con las subidas a Ocero (3ª), Lumeras (2ª) y Ancares (HC). Poco a poco han ido reduciendo distancias, hasta que en la ascensión a Lumeras Sergio decía adiós a su aventura en solitario, mientras el ritmo de los Escribano dejaba el pelotón en unos 30 hombres al paso por la pancarta del puerto.

Sergio Rodríguez y Juanma G. Durán fueron los protagonistas del día en la fuga

No dejaban de endurecer el ritmo y en las primeras rampas duras de verdad de la ascensión a Ancares, a falta de 5 kilómetros para la meta, ya solo eran 15 los corredores que se jugarían la victoria. El primero en probarlo fue Eusebio Pascual (Mutua Levante) que logró una distancia interesante rozando el medio minuto sobre el resto de hombres fuertes, donde el local Roberto Méndez (Diputación de León) se mostró muy activo intentándolo en varias ocasiones y provocando que solo aguantaran junto a él en el grupo perseguidor, Óscar Cabedo (Escribano), Juan López Cozar (Fundación Euskadi), Flavien Maurelet (GSC Blagnac) y el líder Willem Jakobus (Rías Baixas).

De nuevo sería Mendez el que lanzó el ataque, que a la postre resultaría definitivo, llevándose a rueda a Maurelet y a Cabedo, y a pesar de sus ganas el leonés, ya vacío, no pudo dar continuidad al demarraje y fueron el de Escribano y GSC Blagnac los que alcanzarían a falta de un kilómetro a Pascual que seguía en cabeza. Ya en los metros finales nadie ha podido con Cabedo que tenía más fuerzas y más ganas que nadie para celebrar la victoria y dedicarsela a su hermano Víctor.

En la general todo queda muy ajustado con Jakobus manteniendo el amarillo aunque con tan sólo 1 segundo de ventaja sobre López Cozar y 3 sobre un motivadísimo Roberto Méndez, que sueña con ser profeta en su tierra, y 12 sobre el vencedor de hoy Cabedo. Veremos si Los Bayos y Rabanal acaban siendo aún más decisivos que Ancares, aunque eso sí, que nos quiten lo “bailao” hoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here