Jakobus rompe fronteras en León y Sergio Rodríguez hace suyo Villablino

0
Podium final de la Vuelta a León con Jakobus en lo mas alto, seguido de López-Cozar y Méndez

Carrerón. Espectacular. Muy difícil encontrar un adjetivo que pudiera calificar lo vivido en esta última etapa, y en general durante toda esta Vuelta a León 2017. La XXXVIII edición ha sido sin duda, una de las mejores pruebas disputadas en los últimos tiempos y prueba de ello es que tras más de 525 kilómetros, dos finales en alto, una contrarreloj, y 14 puertos de montaña entre los tres hombres del podium tan solo ha habido una diferencia de 3 segundos.

Willen Jakobus (Rías Baixas) llegaba hasta ronda leonesa con la vitola de favorito, y al final cumplió los pronósticos alzándose con el triunfo tras colocarse líder de la carrera en la segunda etapa y no permitir que nadie se lo pudiera arrebatar en las dos duras jornadas finales. Por lo tanto León abre el abanico y puede tachar otro continente, ya que además de tener mayoría de victorias españolas, en su palmarés ya se encontraba Asia tras la victoria del nipón Miyataka Shimizu hace 10 años, América después de que el año pasado el chileno Miguel Burmann hiciera lo propio, y tras la jornada de hoy ya podemos decir que también África después de que el sudafricano Willen Jakobus Smit haya sido el vencedor definitivo en Villablino, donde la etapa ha caído en manos del hombre en fuga de esta vuelta, Sergio Rodríguez (Fundación Euskadi) que eligió buen sitio para ganar, ya que la etapa transcurrió por tierra minera, donde se suele decir que “que la gente es más dura que las piedras, y si se les mete algo entre ceja y ceja no paran hasta conseguirlo”, demostrando Sergio que podría ser minero entonces.

En el podium dos españoles que han demostrado estar a un grandísimo nivel como Juan Antonio López-Cozar (Fundación Euskadi), que intentó en los metros finales ganar ese segundito que tenía perdido con Jakobus, y el ultra-combativo Roberto Méndez (Diputación de León-Arte en Transfer), que estuvo cerca de dar la sorpresa tras lanzar su órdago en la subida al Alto de Los Bayos, a falta de 30 kilómetros de la meta, llegando a contar con hasta medio minuto de ventaja sobre el grupo del líder. Su problema los apenas 4 kilómetros llanos existentes entre Cabrillanes y el comienzo del descenso hacia Villablino, donde para su desgracia el viento soplaba muy fuerte de cara, lo que favoreció que por detrás se le pudieran echar encima. Aún así el ciclista de Bembibre se llevó el premio de ser, por un lado el mejor leonés de la prueba, y además tras coronar Los Bayos en cabeza alzarse con el maillot blanco con topos rojos como mejor escalador de esta edición. (A continuación os dejamos el vídeo del paso por el Alto de Los Bayos)

En lo que a la etapa se refiere poca historia en lo que a las dos primeras horas se refiere, y es que desde la salida en San Emiliano hasta llegar al primer paso por el puerto de Rabanal el pelotón viajó compacto, aunque muy estirado en todo momento, sin dejar que ninguno de los ataques pudiera fructificar. Fue en ese alto de Rabanal donde el pelotón se fracturó, con Méndez apretando las tuercas a todos en una subida de apenas un kilómetro pero con rampas brutales por encima del 15% y un firme que en algunos momentos nos hacía pensar que más que por una carretera, nos encontrábamos transitando por un camino de cabras. Ese primer paso por el Rabanal sirvió para que el pelotón quedara reducido en apenas unas 40 unidades que afrontaron juntos el inicio de la segunda subida del día, el alto de Los Bayos, donde ya sí se lanzaría la carrera, y es que en su parte más dura, los últimos dos kilómetros de ascensión fue el momento elegido por Roberto Méndez para, como hemos dicho, apostar al todo o nada en la carrera de casa. Todo hacía pensar que podía salir bien y es que el ataque fue durísimo, sin que nadie pudiera responderle, pero el dios Eolo se puso en su contra y le impidió la gloria al leonés.

Tras neutralizar a Méndez el grupo de favoritos, donde viajaba el líder Jakobus sin excesivos problemas, a falta de 25 kilómetros, se producía un parón que aprovecharía el campeón de España élite Sergio Rodríguez (Fundación Euskadi) junto con Vladislav Bakumenko (Kuota-Construcciones Paulino) para irse a por la victoria. Sergio volvía a intentarlo como hiciera ayer, y de nuevo con un ciclista del conjunto asturiano del Paulino, pero si ayer al final no le saldría bien, hoy ya sí acabaría alzándose con la victoria en la línea de llegada. Juntos abrían un importante hueco en apenas 5 kilómetros que se disparaba por encima del minuto, afrontando así el último paso por el alto de Rabanal con cierta confianza, sabiendo que por detrás iba a ser muy difícil que les pudieran dar caza.

Ahí en esas rampas se decidiría el triunfo, yéndose al ataque Sergio que lograba descolgar al hombre del Kuota, como ya hiciese ayer también con Juanma García Durán, para acabar llegando con margen importante para saborear el triunfo en las calles de Villablino. En esas mismas rampas de Rabanal también se pondría en juego el Amarillo Leonés, pero aunque lo intentó Juan Antonio López-Cozar, Jakobus hoy sí se mostró infranqueable y en todo momento se soldó a su rueda, mientras que Roberto Méndez ya vacío tras su intento fallido bastante tenía con no quedarse atrás. En los metros finales volvería a atacar el del Euskadi sin éxito por lo que el triunfo final acabaría en manos del sudafricano de Rías Baixas, que en apenas dos meses en España no ha hecho otra cosa distinta que ganar, pareciendo bastante notorio que el año que viene estará en el pelotón profesional.

Así se acababa una ronda maravillosa desde el primer día, y que a pesar de que todos los entendidos dijesen lo contrario, acabó definiéndose por las diferencias conseguidas en el prólogo inicial, con el que nadie, ni los propios ciclistas, contaba para la lucha por la general. Además del vencedor de etapa, Sergio Rodríguez, y de los tres hombres de la general, al podium leonés también subirían Diego López Fuentes (Fundación Euskadi) al conseguir las Metas Volantes, Carlos Ruíz (Lizarte) como mejor sub21, los chicos franceses del GSC Blagnac como el mejor equipo de esta vuelta de la que además se llevan dos etapas, y Óscar Cabedo (Escribano) que conseguía alzarse con el Premio Braulio Fernández al pasar en primer lugar por la cima más alta de esta ronda, que fue la llegada ayer en Ancares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here