Hoy se ha disputado la segunda etapa en línea de la ronda gala y la tercera de la vuelta, entre las poblaciones de Contres y Commentry de 213 kilómetros, la más larga de esta edición de la París-Niza.

Hoy podiamos esperar una etapa muy parecida a la de ayer, mucho frio, y el viento protagonista de ayer, pero hoy no. Hoy una etapa placida para el grueso de corredores de la ronda gala.

La victoria ha sido para el australiano Michael Matthews del equipo líder, que ha afianzado el liderato. La victoria llena de polémica se ha resuelto en la trastienda de la línea de meta, ya que el corredor francés del equipo Cofidis, Nacer Bouhanni, ha entrado por delante del australiano, pero el del Cofidis ha hecho una maniobra antirreglamentaria, metiendo parte de su codo contra el cuerpo Matthews, que ha salvado con mucha técnica una caída, que podría haberle alejado de la temporada unos meses.

La etapa ha estado marcada por una fuga de cuatro corredores, fugados desde la salida, han sido el lituano Evaldas Siskevicius (Delko), Anthony Delaplace (Fortuneo-Vital Concept), el austríaco Matthias Brändle (IAM Cycling) y por el corredor Grmay (Lampre). Han sido cogidos a unos 5 kilómetros de la línea de meta.

Mañana empieza la verdadera París-Niza, donde se encaden una serie de puertos de tercera categoría hasta llegar al último kilometro con una pendiente media de 9%, mañana empieza la carrera para los de la general, y para un Alberto Contador muy atento en esta carrera, como se le ha visto hoy en la parte final, estando en las primera posiciones para no tener ningún percance.
Mañana la etapa transcurre entre de Cusset y Mont Brouilly de 168 km.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.