júnior

El Lokosphinx cumplió los pronósticos que les situaban como principales favoritos para lograr con alguno de sus corredores la victoria en el X Memorial Joan Baptiste Llorens, cuarta etapa del Trofeo Víctor Cabedo y primera prueba puntuable de la Copa de España júnior Cofidis. El conjunto ruso se impuso con autoridad al esprint de la mano de Sergei Malnev, que superaba en meta a su compañero Ivan Gerasimov y al catalán Álex Sánchez (Huesca La Magia), que con su tercer puesto lograba el maillot amarillo de líder de la Copa de España júnior.

En el kilómetro ocho de carrera, Marcos Alejos (Coves de Sant Josep), Javier Rodríguez (Salchi) y Santi Gandía (Café Cuatro M) fueron los primeros en buscar la escapada, aunque su intentona no alcanzó ni los cinco kilómetros. En la primera meta volante de la jornada, en el kilómetro 16 al paso por Vila-real, Evgeni Kazanov (Lokosphinx) certificó su liderato en la general de las metas volantes del Trofeo Víctor Cabedo, cruzándola en primera posición y siguiendo la tónica de jornadas pasadas.

Pasado el kilómetro 20 se fraguó la primera fuga importante de la jornada, con Miguel Juan (Giménez Ganga), Mario López (Salchi) y Víctor Ruiz (Coves de Sant Josep), pero ya en el kilómetro 35 fueron engullidos por el pelotón. En el puerto de Eslida, alrededor del kilómetro 40 de etapa, Lokosphinx comandó en todo momento el grupo y fue de nuevo Kazanov el que jugó al ataque, coronando en primera posición y marchándose en solitario, siendo alcanzado por Alejandro Ropero (RH+ Polartec) en el descenso, aunque al concluir este fueron cazados por el grupo de los favoritos, en el que, rodando a una media de 40 km/h, solo resistían una treintena de ciclistas.

Una cierta calma tensa permitió que más corredores entrasen a formar parte del bloque cabecero en los siguientes kilómetros, y no fue hasta el kilómetro 80, al pie del puerto de la Nevera, cuando volvieron las hostilidades. Los grandes nombres de la carrera pasaron sin problemas este alto, con Carlos Álvarez (RH+ Polartec) coronando en cabeza. Precisamente él fue uno de los integrantes de un peligroso grupo cabecero que se formó a 25 kilómetros del final, que se completaba con tres compañeros suyos (Gelabert, Clavijo y Ropero), dos Lokosphinx (Malnev y Nikiforov), un Castillo de Onda (Vicente Roig), un OID (Chacón) y un Giménez Ganga (Pardo). Fue Roig el que más tiempo resistió en cabeza, atacando y buscando resistir al control de un pelotón que apretaba por detrás, pero finalmente no pudo evitar el esprint, en el que Malnev, aun procedente del grupo previamente escapado, no tuvo problemas para alzar los brazos por delante de Ivan Gerasimov y de Álex Sánchez, que se habían mantenido en todo momento en el pelotón.

Pese a los dos segundos perdidos en la línea de meta de Vila-real, Tomeu Gelabert (RH+ Polartec) fue capaz de retener por otros dos segundos el maillot de líder del Trofeo Víctor Cabedo, que el mallorquín logró por delante del ganador del día, Malnev. En lo relativo a la Copa de España júnior Cofidis, el tercer clasificado de la jornada, Álex Sánchez (Huesca La Magia), se vistió con el maillot amarillo, que vestirá en la siguiente prueba, el 17 de abril en el II Trofeo 15 d’Abril catalán.

El líder de la Copa de España, Álex Sánchez, comentaba lo siguiente tras la carrera: «Ha sido un día duro por lo complicado del recorrido y la intensidad de la etapa, controlada en todo momento por los rusos. También he tenido algunos problemas y averías: una caída, una rueda rota y un pinchazo, pero la final he podido estar delante. No esperaba ponerme líder de la Copa de España porque hay mucho nivel, pero sí sabía que si llegaba delante tenía posibilidades en el esprint. Creo que ahora tengo una bonita oportunidad que intentaré defender en la próxima carrera de la Copa, y quiero dar las gracias al equipo por el apoyo durante estos días».

Foto: © Trofeo Víctor Cabedo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.