Demare (FDJ), vencedor de la primera etapa en línea de la Paris Niza. © Tim de Waele

Un auténtico día de perros el vivido hoy en la Paris Niza. Los ciclistas han sufrido temperaturas muy bajas, lluvia y, en algunos tramos de la etapa, incluso nieve. Además, el circuito final, de 20 kilómetros, incluía dos tramos de tierra que los corredores deberían sortear dos veces. Pese a que en la parte final la lluvia cesó, la tierra, transformada en barro, nos dio bonitas imágenes de los ciclistas, que lucharon con valentía y nos regalaron una bonita jornada de ciclismo.

La fuga del día estuvo formada por De Gendt (Lotto-Soudal), Quemeneur (Direct Energie), Tronet (Fortuneo) y Hupond (Delko Marseille). A falta de 50 kilómetros, el equipo Sky aceleró y provocó cortes en el pelotón, aunque todos los favoritos permanecieron atentos y no se vieron afectados por los abanicos. A falta de 20 kilómetros, el primer grupo, que no superaba las 30 unidades, entró el circuito final y capturó a los cuatro escapados. Sky trató de endurecer la carrera en los tramos de «sterrato», sin éxito, puesto que varios ciclistas lograron llegar a la altura del grupo principal. En el primer paso por meta, Thomas (Sky) y Contador (Tinkoff) esprintaron por las bonificaciones, saliendo el británico favorecido por su velocidad y logrando 1 segundo extra de ventaja. De nuevo, el pelotón entró en los tramos de tierra. El primero no deparó nada, pero en el segundo sector de tierra, que picaba para arriba, Izagirre (Movistar) aceleró y tensó la carrera. Thomas y Contador, atentos, no permitieron cortes. A falta de 3 kilómetros, Theuns (Trek-Segafredo) atacó y logró una ventaja más que buena, pero el trabajo de Cofidis echó abajo su intento. Swift (Sky) lanzó el sprint desde lejos, pero Demare (FJD), muy atento, supero al británico con mucha fuerza y logró una victoria de etapa que necesitaba desde hacía tiempo. El francés, que realizó un 2015 muy discreto, había visto frenado su crecimiento como ciclista. La victoria de hoy seguro que le reporta mucha confianza, más aún teniendo en cuenta que ha batido al que fue su archienemigo en el equipo hace tres años: Nacer Bouhanni (Cofidis), que no pudo superar a su compatriota y fue tercero en línea de meta.

El maillot amarillo, Michael Matthews, en uno de los tramos de "sterrato". © TDWSport
El maillot amarillo, Michael Matthews, en uno de los tramos de «sterrato». © TDWSport

Mañana, etapa más larga de esta edición de la Paris Niza. 213 kilómetros planos que, salvo sorpresa, nos otorgarán un sprint masivo. Las temperaturas frías se mantendrán, y si el viento hace su aparición, los equipos de los grandes favoritos deberán permanecer atentos para evitar problemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.