Richmond, tras acoger las contrarrelojes por equipos del Mundial, verá cómo entramos en la semana, entramos en el lunes, con las primeras contrarrelojes individuales de estos Campeonatos del Mundo. La que abrirá fuego, al igual que ha venido pasando desde 2011, será la de las chicas juveniles, que sobre una vuelta a un circuito de 15 kilómetros encontrará la sucesora a Macey Stewart, la vencedora el año pasado en el Mundial de Ponferrada.

Macey Stewart, campeona del mundo 2014. Foto © RideMedia

En esa edición 2014, la cuarta que se disputaba con las juveniles compartiendo fechas y sede con las profesionales, la citada Stewart venció con mucha autoridad en lo que puede denominarse una exhibición aussie, y es que el país oceánico coló a hasta tres corredoras en el top-4 de la prueba. Stewart, favorita pero aun así una de las primeras en salir, logró el mejor tiempo desde el principio, y ya nada pudo hacerse para batirla. En parte, dicho sea todo, por culpa de una torrencial lluvia que empapó el asfalto del circuito leonés en cuestión de minutos y que obligó a las últimas en salir a tomar más precauciones de las que habrían sido normales en condiciones no adversas. La danesa Pernil Mathiesen, segunda, fue la única capaz de romper ligeramente la «victoria por aplastamiento» australiana, siendo Anna-Leeza Hull tercera. Las españolas no cuajaron una actuación brillante, con María Calderón 22.ª a 1:14 y Julia Rodríguez 38.ª, a 1:46.

Los datos de Richmond

Atravesando de pleno la ciudad de Richmond, los 15 kilómetros de contrarreloj individual para las féminas juveniles serán prácticamente llanos por completo. Sin embargo, no, esta vez no será un recorrido para rodadoras puras, y es que es un trazado muy técnico, curveado y en el que aunque se alcanzarán velocidades puntas, será muy importante también la capacidad de reacción al salir de cada uno de los giros. En cuanto a la —ya decimos, casi inexistente— elevación del terreno, destaca el último kilómetro, que arranca con 300 metros de clara subida y se completa con un falso llano de casi 700 metros que ya conduce a las ciclistas a la línea de meta.

Es muy difícil, está claro, dar en el clavo a la hora de pronosticar quién puede ganar este Campeonato. Sin embargo, y si nos fijamos en los precedentes, son dos de las medallistas en 2014, Pernil Mathiesen (Dinamarca) y Anna-Leeza Hull (Australia) dos de las más claras favoritas. La danesa ha estado durante el verano corriendo con élites, terminando el Lotto Belisol Tour hace una semana en un buen 28.º puesto. Por su parte, la australiana ha sumado esta temporada los títulos de crono tanto en Oceanía como en su país.

Hablamos de Australia como uno de los países que más crecen en el ciclismo femenino, pero no nos olvidamos de otro lugar que hace poco anunció que tendrá vuelta internacional femenina en 2016: Polonia. De allí salió la campeona europea de contrarreloj en agosto, Agnieszka Skalniak, que con el Europeo bajo el brazo —y su bronce en línea en Ponferrada— será una corredora muy vigilada en Richmond. Kenia Tcymbaliuk fue segunda en el Campeonato de Europa, pero no hay más referencias de ella más allá de esa carrera estonia, aun siendo de segundo año.

Skalniak doblando a corredoras en el Europeo. Foto © organización

Una vez pasados estos países más exóticos, tenemos que hablar por supuesto de las ciclistas de países tradicionales. Y para ello, qué mejor que empezar con los Países Bajos, y es que la selección oranje aspira a lograr lo que hizo Australia el año pasado. Solo con mencionar los nombres de sus corredoras, ya asusta: Yara Kastelijn y Aafke Soet. Por parte de Francia, Juliette Labous debería ser la principal baza, mientras que Sofia Bertizzolo y Lisa Morenti lo serán por parte de Italia. Algo menos conocida es la belga Eva Maria Palm, aunque ya ha demostrado tener nivel de élite.

¿Y España qué? Hay que ser realistas: es muy complicado que las ciclistas nacionales puedan meterse en la pelea por las medallas de Richmond. Pero no es, ni mucho menos, imposible; a nosotros no nos la cuelan, las corredoras españolas no son peores que las de otros países. En principio, María Calderón aspira a TODO, así, en mayúsculas. La zamorana, en un excepcional estado de forma, ha demostrado ser una contrarrelojista inigualable, y un circuito tan técnico como el de Richmond va a ser muy positivo para ella, que sin duda tratará de mejorar su 22.º lugar del año pasado. Debutante en un Campeonato del Mundo es la valenciana Teresa Ripoll, de la que no podemos decir realmente cuál va a ser su lugar al no tener referencias anteriores internacionalmente… pero peleará.

Quién nos iba a decir que Ponferrada iba a ser el Mundial con mejor televisión de los últimos años… En esta ocasión, en Richmond, las pruebas para juveniles no se producirán en directo, por lo que no podremos ver ninguna de las cuatro carreras. Habrá que conformarse con un, esperemos que fiable, live timing en la web de la UCI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.