© CyclingWeekly
© CyclingWeekly

Ayer, leyendo un tuit de la italiana Valentina Scandolara y respondiendo a él, se me ocurrió que tenía que escribir este artículo, hacerlo como algo espontáneo. Decía la simpática Vale: «Gracias a los que habéis estado soñando conmigo», en referencia a lo cerca que se quedó de tocar la gloria en el Campeonato del Mundo de Richmond, en el que fue escapada hasta la pancarta de 4 kilómetros para la meta. La de ORICA-AIS fue una de tantas que tenían para esta temporada como uno de los objetivos fundamentales —y que tendrán hasta el 31 de mayo de 2016— sumar puntos UCI y ganarse la plaza en su selección nacional para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Porque, aunque en ciclismo en carretera los Juegos Olímpicos no son una carrera espectacular en cuanto a conjunto, tienen un algo especial. Porque quién no quiere una medalla olímpica, o quién no quiere, realmente, estar en la salida de la cita más importante del deporte mundial. Aunque no lo sea del ciclismo en ruta. Y el Mundial de Richmond era una gran oportunidad de probarse organizadas en selecciones nacionales. una gran oportunidad de demostrar la valía —por otra parte, ya conocida— de muchas ciclistas. Y es que un diploma olímpico compensaría el posible mal resultado de varias corredoras en Richmond. El sueño continúa.

Y es que, por ejemplo, mal día pasó ayer Pauline Ferrand-Prevot, que perdió su primero de los tres arcoíris que tenía. Y con caída incluida. Su sueño olímpico es el más grande y ambicioso que hay en el ciclismo mundial actual. La francesa tiene en mente ganarlo todo: ser campeona olímpica tanto en ruta como en BTT, gracias a los días de separación que habrá en Río entre ambas carreras. ¿Pero y si no es la única que aspira a eso? ¿Qué decís de Jolanda Neff? Se quitó en Richmond la espinita del mal Mundial de BTT y terminó, como algunos predijimos hace semanas, dentro del top-10. Pues ella también puede ser parte de ese sueño olímpico multiplicado por dos: ruta y montaña.

Ferrand-Prevot ganando el Mundial de XCO. Foto: © Liv
Ferrand-Prevot ganando el Mundial de XCO. Foto: © Liv

Campeona olímpica fue Marianne Vos en Londres 2012, y de cara a Río 2016, aunque la de Bolduque lo tendrá más complicado, la selección neerlandesa tiene muchas bazas y muy buenas, como Anna van der Breggen, segunda ayer en Richmond, que querrá hacerse con el oro olímpico en la cita del verano que viene. ¿Y Megan Guarnier? Bronce en el Mundial corriendo en casa, es una escaladora sin parangón y el recorrido de la prueba brasileña le vendrá de perlas. Como a Elisa Longo Borghini. O a Kasia Niewiadoma. O a Rachel Neylan. Todo nombres de ciclistas que en la jornada de ayer no lograron subirse a lo más alto del podio y que poseen cualidades dignas de una campeona olímpica.

El sueño olímpico continúa también en España, con la RFEC llena de prisa de repente por correr carreras internacionales para, evidentemente, mejorar el rendimiento de las ciclistas nacionales. No para sumar puntos UCI baratos, qué va. No me cabe duda de que después de los Juegos Olímpicos seguirá saliendo la selección a disputar carreras internacionales. Volviendo al tema, el sueño olímpico español lo tienen muchas ciclistas. Sheyla Gutiérrez, la que está llamada a ser la gran especialista en carreras de un día, es la que más puntos UCI está logrando de cara a esa clasificación olímpica. Anna Sanchis querrá volver a disputar los Juegos tras hacerlo en 2008. Belén López, incluso, se ha pedido una excedencia de su trabajo como profesora para demostrar durante los primeros seis meses de 2016 que merece plaza en Río. Ane Santesteban lleva una línea ascendente en carreras montañosas que, lógicamente, nos hacen soñar con que pueda estar en Río en posiciones delanteras gracias al perfil quebrado de la prueba. Eider Merino, más o menos en el mismo caso, es una escaladora que crece pasito a pasito en cada carrera. El sueño olímpico continúa… pero no nos engañemos: ahora mismo, España solo tendría, y por los pelos, una plaza en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

La selección buscando el sueño olímpico en el Tour de Bretagne. Foto: © Gwen Garot
La selección buscando el sueño olímpico en el Tour de Bretagne. Foto: © Gwen Garot

2 Comentarios

  1. ¿España no tendría 1 plaza, a día de hoy, por tener a 1 corredora (Sheyla) entre las 100 primeras del Ranking UCI? Además, hay que hacer cuentas pero creo que España también está entre las 22 primeras del ranking UCI cuando saquen las clasificaciones de este mes.

    De todas formas si España obtuviese 2 plazas, que es a lo máximo que aspira, me da que a Sheyla la mandarán a las pruebas de pista mientras Anna y Ane harán las de carretera. Belén y demás corredoras como no se busquen alguna invitación o un temporadón de sobresaliente lo tendrán dificil para entrar.

    • Cierto eso. Top-100 UCI da plaza, pero si se entra en top-22 son dos plazas. Aunque, de momento, no se está en ese top-22. Y hay que tener en cuenta que en año olímpico todos los países pelean puntos UCI corriendo con la selección carreras UCI, así que haciendo cuentas está muy crudo entrar en el top-22. De todas formas, corrijo lo de que no hay plaza, no me había dado cuenta del top-100… ¡Gracias!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.