© Matteo Fila

Si hace dos jornadas una escapada robaba una de las pocas oportunidades de victoria al esprín que tiene este Giro d’Italia Internazionale Femminile 2015, hoy ha sido al revés. Una llegada masiva, sorprendentemente, ha sido la que se ha visto en la quinta etapa del Giro Rosa, con final en el duro puerto de Aprica, y en ella la campeona del mundo Pauline Ferrand-Prevot (Rabobank-Liv) rompió por segunda vez esta temporada la maldición del arcoíris para hacerse con la victoria.

Con caída en la neutralizada (y Elena Cecchini, de Lotto Soudal, implicada), la etapa arrancó algunos minutos después de lo previsto. Sarah Roy (ORICA-AIS) fue la primera en atacar, seguida por Jessie Daams (Lotto Soudal), pero ninguna de las intentonas cuajó. Fue a 30 de meta cuando Tetyana Riabchenko (Inpa-Sottoli-Giusfredi) probó al ataque, pero a unos 8 km del final, ya en la mitad del puerto de Aprica, fue neutralizada.

Pauline Ferrand-Prevot (RaboLiv) y Francesca Cauz (Alé Cipollini) atacaron a 3 km de la llegada, pero la francesa después se fue sola y, aunque parecía que el pelotón iba a alcanzarla sobre la línea de meta, fue ella la más rápida, alzando los brazos en señal de victoria. Segunda, con un segundo picado, fue Megan Guarnier (Boels Dolmans), que un día más conserva el rosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.