Mark Cavendish logra su 26º victoria de etapa en el Tour de Francia.

Mark Cavendish (Etixx Quick-Step) ha logrado imponerse en la 7º etapa del Tour de Francia. El británico, que llevaba 2 años sin ganar en el Tour y año y medio sin ganar en el World Tour (su última victoria era, hasta el momento, la penúltima etapa de la Tirreno Adriatico del año pasado) ha superado con claridad a Greipel (Lotto Belisol) y Sagan (Tinkoff Saxo). Muchos veían improbable que Cavendish lograra ganar en este Tour; venía de perder dos volatas de manera muy clara ante su ex-gregario Greipel y parecía difícil que en una jornada como la de hoy lo hiciera, donde los últimos 200 metros picaban ligeramente hacia arriba. Sin embargo, Cavendish se ha posicionado bien, cogiendo la rueda de Greipel, ha arrancado a falta de 100 metros y ha superado con facilidad a sus rivales, sumando así su 26º victoria de etapa en la ronda francesa (3º en la historia, sólo superado por Merck e Hinault) y otorgándole a Etixx su 3º victoria de etapa en este Tour de Francia.

El pelotón, en los primeros compases de la etapa

La etapa, completamente llana, constaba de 190,5 kilómetros que discurrían entre las localidades de Livarot y Fougères, fue tranquila y de total transición para los hombres de la general. La fuga, formada en los primeros kilómetros de la etapa, estuvo constituida por Durasek (Lampre Merida), Maté (Cofidis), Delaplace y Brice Feillu (Bretagne-Séché Environnement) y Teklehaimanot (MTN). Lotto Belisol asumió la persecución de la escapada, que sucumbiría a 10 kilómetros para el final. Katusha preparó muy bien los kilómetros finales pero, ya dentro del esprint, Kristoff no tuvo fuerzas para rematar. Greipel no conseguía sumar su 3º victoria y Sagan veía como, de nuevo, se quedaba sin ganar. Cavendish alzaba los brazos con rabia, demostrando que su tiempo todavía no ha pasado.

Por su parte, Chris Froome (Team Sky) es el nuevo líder del Tour de Francia. La etapa de hoy se ha visto desprovista de líder y ningún corredor ha lucido el maillot amarillo, ya que Tony Martin tuvo que abandonar la carrera por la fractura de clavícula que sufrió en el kilómetro final de la jornada de ayer. Pero, como el alemán logró terminar la etapa, aguantó el liderato. Froome, en un acto de respeto hacia el alemán, no quiso portar hoy el maillot pero, a partir de mañana, el líder del Sky lucirá el amarillo de nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.