© Cor Vos / CyclingTips

De nuevo Lucinda Brand, de nuevo miss Campeonatos Neerlandeses, de nuevo la ciclista de RaboLiv. Brand, probablemente una baza «c» o «d» de su equipo antes de empezar el Giro, se ha acabado convirtiendo en una corredora clave, y no solo por su trabajo de equipo. Dos victorias de etapa ya para ella, con la sumada hoy en la séptima jornada en línea de un Giro Rosa que sigue liderando Megan Guarnier (Boels Dolmans), de nuevo hoy segunda.

Nueve corredoras, favoritas a la general, empezaron desde salida al ataque: Ashleigh Moolman (Bigla), Megan Guarnier y Evelyn Stevens (Boels Dolmans), Pauline Ferrand-Prevot, Kasia Niewiadoma y Anna van der Breggen (Rabobank-Liv), Elisa Longo Borghini y Mara Abbott (Wiggle Honda) y Flavia Oliveira. A ellas, Karol-Ann Canuel (Velocio-SRAM), Lucinda Brand (RaboLiv) y Jessie Daams (Lotto Soudal) se unieron unos kilómetros después, a 60 de meta.

Justo en ese momento, Brand y Daams decidieron recorrer camino solas, y atacaron abriendo rápidamente hueco. Fue la neerlandesa la que, sin embargo, mejores piernas mostró, logrando dejar atrás a la belga y logrando una renta de casi minuto y medio sobre ella, y de tres sobre el grupo de la maglia rosa.

En ese pelotón de favoritas no había acuerdo y se sucedían los ataques. Moolman fue la máxima animadora de un bloque que veía cómo Stevens, Ferrand-Prevot y Longo Borghini se descolgaban en el último descenso del día. La épica triunfó y Brand fue heroína. De nuevo. Segunda victoria de etapa y rosa mantenido ferozmente por una Guarnier que mañana disputará la durísima contrarreloj con garantías de éxito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.