El podio de la Vuelta a Suiza (Foto: Tour de Suiza)

Día de sorpresas, o no tanto. En cualquier caso, vuelco a la general el que se ha vivido hoy en Suiza. El más fuerte en la etapa reina, Thibaut Pinot (FDJ.fr), no ha podido conservar su primera plaza en la clasificación general y ha sido el esloveno Simon Spilak (Katusha) quien ha logrado ganar la prueba helvética, por solo cinco segundos.

Finalmente ha sido la contrarreloj final en Berna, de 38’4 kilómetros, el escenario que ha decidido el vencedor final. Durante muchos minutos, Fabian Cancellara (Trek) ostentó el mejor tiempo en línea de meta. Solo se le acercó Adriano Malori (Movistar), que cedió 15 segundos con respecto al ciclista local. Pero los hombres de la general se jugaban el triunfo, por lo que esos tiempos sirvieron de referencia para la marca del vencedor de la crono. El holandés Tom Dumoulin (Giant-Shimano) rebajó en 19 segundos la marca de Cancellara, pero no fue suficiente para subirse al cajón más alto de la general. Un imperial Spilak dio lo mejor de sí mismo y perdió solo 18 segundos con Dumoulin. Segundo en la etapa, y ganador de la Vuelta a Suiza con una renta mínima sobre Geraint Thomas (SKY). El británico no estuvo tan brillante como podía esperarse en la lucha contra el reloj, por lo que le faltaron cinco segundos para lograr el triunfo absoluto.

Así, el top-5 lo completaron Dumoulin (3º), Pinot (hasta hoy líder, 4º final) y ya a más de 2 minutos Domenico Pozzovivo (AG2R), 5º final y parece que recuperado de la dura lesión sufrida en el pasado Giro de Italia.

Termina la última prueba WorldTour antes del Tour de Francia. Apenas los Campeonatos Nacionales serán la única oportunidad de probarse. Pero si de algo podemos estar seguros, es que hay fuerzas, ganas y perspectivas de vivir un gran espectáculo durante el mes de julio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.