Una vez finalizada la Copa de España Cofidis de Féminas, hay que valorar cómo ha evolucionado la temporada.

Cuando lo habitual hubiera sido que los primeros meses de la temporada tuviéramos un calendario de esta competición, en el mes de febrero aun era inexistente, ningún organizador apostaba por esta competición y esto supuso un comienzo de temporada muy alarmante para el ciclismo femenino.

Es a partir de finales del mes de febrero cuando Anna Sanchís y su padre Salvador manifiestan su interés por organizar la que hasta ese momento era la única prueba de la Copa de España, con fecha el 19 de agosto en Xátiva, que casualmente, se convirtió en la última de las pruebas puntuables para esta competición otorgando así los maillots a las ganadoras de la Copa de España 2014.

En estas fechas, la Federación Riojana ya comunicó su interés por continuar con la celebración de su prueba de Copa de España en Villamediana de Iregua, aunque aún estaba pendiente de confirmación, Begoña Ruiz ya estaba haciendo lo posible porque siguiera un año más adelante.

En ese mismo mes, el Comité Técnico de Árbitros de Ciclismo de Burgos y RFEC nos dio la oportunidad de ocupar el lugar que creo que se merece tener el ciclismo femenino, en la I Jornada de Formación y Debate mesa redonda ‘Diferentes perspectivas del ciclismo español actual’. En este foro pudimos manifestar la realidad más alarmante que atravesaba el ciclismo femenino español: no teníamos competiciones y sin eso no había ciclismo. En ese momento se manifestaron buenos propósitos para el ciclismo femenino desde los diferentes representantes del ciclismo español presentes, Vuelta a España, Diputación de Burgos y Vuelta a Burgos, Federación de Castilla y León…

En los meses sucesivos comenzaron a materializarse esas buenas intenciones y los organizadores: clubes, ayuntamientos, federaciones y Diputaciones, ponían lugar y fechas a esas pruebas, Bembibre, Villasana de Mena, Zamora y Villarcayo. Algunas de ellas con problemas para calendar por coincidencia con otras competiciones que ya estaban calendadas con anterioridad y que por tanto, queríamos evitar en la medida de lo posible.

Creo que se ha llegado a conseguir gracias al buen hacer y voluntades de los organizadores, tanto de la propia Copa de España, como de las pruebas territoriales que tienen muchos años ‘a la espalda’ en la organización de pruebas femeninas y hay que cuidar. La única de las pruebas en la que no hemos podido evitar estas coincidencias ha sido en la que cerraba esta competición, la de Xátiva, que se ha visto afectada por la coincidencia con los Campeonatos de España de Pista y tenemos que recordar que las categorías femeninas tienen un número muy alto de ciclistas que compiten en ambas modalidades. Este hecho ha provocado una participación muy baja en una prueba que merecía, al igual que el resto de la Copa de España, una alta participación por los esfuerzos para buscar los recursos materiales, humanos y económicos.

Así mismo, hay que lamentar que a pesar de los esfuerzos por ‘sacar adelante’ otras pruebas como la que se pretendía en El Vendrell, Cataluña, la organización no ha podido mantenerla por falta de recursos suficientes y que esperamos pueda solventarse para futuras temporadas.

En este sentido también hay que contar con el esfuerzo de los equipos, que a pesar de las modificaciones ‘a última hora’ que se han dado en algunas pruebas han hecho lo posible por estar ahí, especialmente en el caso de los equipos UCI, que ya tenían planificadas competiciones en el extranjero. Creo que es vital que los equipos y ciclistas respondan, participando y disputando estas carreras si queremos que el ciclismo femenino siga creciendo.

También hay que agradecer, lógicamente, la apuesta de Cofidis no sólo por el ciclismo en general, sino por el ciclismo femenino en particular, en esta Copa de España, lo cual también ha revertido en los propios organizadores.

Por último, en mi opinión muy importante, en esta temporada ha tenido lugar un hecho histórico para nosotras y se ha dado ‘un paso de gigante’, gracias a Marcos del Moral y a Miguel Ángel de los Mozos, la Diputación de Burgos, que no sólo se han volcado en el ciclismo femenino, con la organización de la pruebas sino que han dirigido sus esfuerzos a conseguir la retransmisión en televisión de dos de las pruebas de la Copa de España Femenina.

Teniendo en cuenta todo esto, creo que podemos cerrar la temporada contentos, pero sobre todo con ilusión y experiencia para intentar seguir mejorando.

Cristina San Emeterio
Presidenta de la Comisión de Ciclismo Femenino RFEC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.