Rafal Majka (Tinkoff-Saxo) se hizo con el triunfo en la quinta etapa del Tour de Polonia. Ni el mejor de los guionistas habría sido capaz de realizar un desenlace tan soñado para la afición polaca, que pudieron ver al ídolo patrio mojar en el duro final de Strbskie Pleso tras 190 kilómetros, en la que era la primera etapa clave de esta edición.

La contrapartida la tuvo la «parroquia» española que vio como el conjunto Movistar se quedaba muy cerca de hacerse con la victoria, ya que Beñat Intxausti era rebasado por el líder polaco del Tinkoff a apenas 20 metros de la llegada, y justo tras él también entraba su compañero de equipo Ion Izagirre. El que también dejó muy buenas sensaciones fue el asturiano Samuel Sánchez (BMC) que finalizaba sexto metiéndose en una llegada, lugar donde hacía mucho que no le veíamos.

El que dio síntomas de fragilidad fue el joven líder, Petr Vakoc (Omega Pharma-Quick Step) que a pesar de sufrir en las rampas del último kilómetro y perder tiempo con respecto a sus rivales aguantó el amarillo por un segundo con respecto al vencedor del día.

Para mañana jornada reina de este Tour de Polonia, con hasta ocho ascensiones en sus 174 kilómetros y final en el puerto de Bukowina Tatrzanska que cuenta con rampas que superan con creces el 10%, por lo que la captura del liderato estará más en juego que nunca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.