Y ya van 3 -y de forma consecutiva-. El corredor portugués de Lampre ha vuelto a demostrar que tiene cogida la medida a la ronda suiza, y además, ha ganado como suele ser habitual en él, mezclando su inteligencia táctica con su sangre fría. Con 2 zarpazos el corredor luso ha añadido a su palmarés una edición más de a carrera.

Rui Costa comenzó con tranquilidad la carrera, limitándose en las primeras etapas a no ceder tiempo en los finales más exigentes. De hecho, su equipo no ha tenido que controlar en ningún instante la carrera. Tony Martin ha sido el que ha tenido el privilegio de vestir todos los días el maillot de líder, ya que se impuso en la crono inaugural y hasta esta última etapa, ha podido aguantar el tipo.

En la 7.ª etapa, la crono más exigente, Rui Costa dio su primer zarpazo. fue 3.º, superando a corredores como Cancellara, lo que le situó en la general en esa misma posición, tan solo superado por Tony Martin y Tom Dumoulin. La 8.ª etapa se presentaba favorable para el campeón del mundo, que sin embargo se limitó a controlar para que nadie abriese demasiado hueco, y dejar al Omega de Tony Martin, la responsabilidad de controlar la carrera en la última etapa, etapa en la que el corredor luso asestó su golpe definitivo a la general.

Llegó con Mollema y Frank como principales rivales, y consiguió hacer de ello una virtud. Aprovechó una arrancada para marcharse con ellos y dejar a Martin y Dumoulin fuera de la batalla para la general. A raíz de ello, cedió a Frank la responsabilidad, y el equipo IAM intentó ponérselo difícil a Rui, pero corredor de Lampre se mostró superior a sus rivales, consiguiendo llevarse la última etapa en solitario, que le certificaba el triunfo en la general final.

General:

Foto: emol.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.