Puede que quede raro como título para un artículo, pero es el que mejor define lo sucedido en esta Emakumeen Euskal Bira. Rabobank-Liv, unas auténticas abusonas. El equipo neerlandés lograba el póker de victorias y, además, el triplete en la clasificación general, arrasando también en las clasificaciones secundarias y, por si era poco, conquistando el corazón de los aficionados vascos al portar una ikurriña en la presentación de los equipos en la última etapa, en Ataun.

Atacar, atacar y atacar. Eso era lo único que han hecho las ciclistas de Rabobank-Liv en la Bira, y lo que les ha valido el éxito en la clasificación general. La exhibición del primer día, en la etapa de Iurreta, ya daba a entender que las chicas dirigidas en Euskadi por Koos Moerenhout iban a dar mucho que hablar a lo largo de la carrera. Pauline Ferrand-Prévôt, Anna van der Breggen y Marianne Vos eran las tres ciclistas que se movían antes del final, y entraban a meta juntitas, con un minuto de ventaja sobre Lizzie Armitstead (Boels Dolmans), cuarta en la llegada. Y por si fuera poco, Annemiek van Vleuten se metía quinta en meta. Cuatro en el top 5 para Rabobank-Liv.

La segunda etapa fue la que más les costó a las neerlandesas. Bueno, por decir algo, porque era Marianne Vos la que alzaba los brazos en la meta de Oñati con 22 segundos de adelanto con respecto a Armitstead, de nuevo la mejor de las humanas. Ferrand-Prévôt quinta, Van Vleuten sexta, Brand novena y Van der Breggen décima completaban un top 10 que incluía a cinco de las seis Rabobank-Liv presentes en la Bira.

Nos contaba Annemiek van Vleuten antes de comenzar la tercera etapa que en esa ocasión no se moverían, que trabajarían para conservar el liderato. PFP, al ser preguntada sobre lo mismo, respondía contundentemente algo similar, que Vos pasaba a ser la líder del conjunto neerlandés y que pelearían por que la de Bolduque mantuviese el liderato. Pues bien, grupo de 18 en cabeza con Vos, PFP, Brand y Van der Breggen (y Van Vleuten no, por avería mecánica) y ataca la francesa. y se va. Y se va. Ni los ataques de la vasca Ane Santesteban (Alé Cipollini) lograban darle un puntito de emoción a la etapa, porque Pauline Ferrand-Prévôt se encaminaba hacia un liderato que ya sería definitivo.

Y en la cuarta etapa, más relax que en días previos en las filas de Rabo-Liv. Pero hemos citado a cinco y corrían seis, ¿no? Pues la que faltaba, la joven Thalita de Jong, atacaba se metía en la fuga buena del día. Eso sí, el empuje por detrás era muy grande y finalmente Marianne Vos se llevaría la victoria por delante de Anna van der Breggen, que le ganaba el esprín a Emma Johansson. Va en serio. Abusonas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.