El alicantino David Belda (Burgos–BH) ha logrado una importantísima victoria en el Alto de Lublián, correspondiente a la segunda etapa de la Vuelta a Castilla y León. El corredor del conjunto burgalés aprovechó un ataque a falta de 5 kilómetros y se fue como un cohete hasta la meta, situada en el parque eólico.

La segunda etapa de la Vuelta a Castilla y León comenzaba bajo un sol de justicia a las 12:44, con las calles de Zamora engalanadas para la ocasión. Durante los primeros compases, varios hombres intentaron saltar del pelotón buscando la fuga, pero la alta velocidad del pelotón hacía que esto resultara una quimera. Cuando se cumplía el kilómetro 12, Beñat Txoperena (Fundción Euskadi), Darío Hernández (Burgos–BH) y Diego Rubio (Efapel–Glassdrive) lanzaban un duro ataque, logrando abrir la primera ventaja importante del día. Visto que la intentona del trío de delante era la buena, varios corredores saltaban del grupo, intentando contactar con la cabeza de carrera. Finalmente, Augusto Sánchez (Team Differdange – Losch) y Silvio Giorni (Area Zero Pro Team) contactaban con Hernández, Txoperena y Rubio. La ventaja de los cinco iba in crescendo con el paso de los kilómetros; cuando se cumplía la primera hora de carrera, el reloj marcaba una diferencia de 4’09’’. Por detrás, Movistar, equipo de José Joaquín Rojas, ganador ayer en las calles de Zamora, tiraba del grupo.
Al paso por el avituallamiento, en el kilómetro 86 de carrera, la cabeza de carrera tenía 3’52’’ con el pelotón. Tras cruzar Otero de Bodas, en el kilómetro 100, la diferencia fue disminuyendo poco a poco. El esfuerzo de los cinco de cabeza empezaba a dejarse notar; el primero en perder contacto con la cabeza de carrera era el italiano Silvio Giorni, que a la postre abandonaría la carrera. A falta de 50 meta, y con la vista puesta ya en la primera dificultad de la etapa, el Alto de Padornelo, de segunda categoría, la fuga se fracturaba: por delante quedarían Diego Rubio y Beñat Txoperena, seguidos por Darío Hernández y Augusto Sánchez. El dúo de cabeza poseía aún una renta de 2’46’’. Una vez neutralizados Hernández y Sánchez, Movistar subió un punto más la velocidad del pelotón, haciendo que la distancia a 30 de meta entre los dos de cabeza y el grupo bajase a 1’40’’.
Llegaba entonces la hora de los valientes. Últimos 25 km con dos puertos, el Alto de Padornelo (2ª categoría) y el Mont Vetoux zamorano, el Alto de Lubián, de primera. Rubio y Txoperena afrontaban sus últimos resquicios de gloria con tan solo 40’’ de ventaja sobre un pelotón que volaba, de la mano del conjunto del líder. A 21 de meta, con más de 140 km en fuga, finalizaban sus opciones de victoria, ya que eran absorbidos por la serpiente multicolor. En las rampas finales del Padornelo, Raúl Alarcón (Louletano – Dunas Douradas) probaba su suerte y se lanzaba a la aventura. El valenciano coronaba en primera posición el puerto, con 15’’ sobre el pelotón, del que saltaba Paolo Ciavatta (Area Zero Pro Team), Luca Chirio (MG Kvis–Trevigiani) y Evgeny Shalunov (Lokosphinx), buscando el resto de puntos de montaña. La velocidad con la que se rodaba por detrás hizo que fuera neutralizado de nuevo por el pelotón a 15 de meta. Los ataques serían la tónica dominante a partir de este punto hasta el final, en el parque eólico de Lubián; a 10 km de la línea de meta lo intentaba Filipe Cardoso (Efapel–Galssdrive), que conseguía abrir un hueco de unos 15’’. La hazaña del luso se vio interrumpida a 6 de meta, cuando el pelotón, con Caja Rural–Seguros RGA a la cabeza lo daba caza. Un kilómetro después atacaba Ricardo Mestre (Efapel–Glassdrive), que se marchaba por delante, mientras que tras él se formaba un grupo, que contactaría con Mestre y del que saltaría David Belda (Burgos–BH), con Marcos García (Caja Rural–Seguros RGA) y Sylvester Szmyd (Movistar) unos metros detrás. El corredor del equipo burgalés abriría hueco con Marcos García y Szmyd insalvable, que le permitía levantar los brazos en Lubián dos años después de que su excompañero Moises Dueñas lo hiciera en la Vuelta a Zamora. De esta manera, David Belda se enfunda el maillot de líder de la general a falta de tan solo una etapa para el final de la Vuelta, la disputada mañana entre Lubián y Bembibre, con dos terceras, un segunda y dos primeras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.